Friday, May 30, 2008

Tears from the moon

Cry for the moon: To want something is not possible.

Couldn't sleep so I went out walking
Thinking about you and hearing us talking
And all the things I should have said
Echo now, inside my head

I feel something falling from the sky
I'm so sad I made the angels cry

Tears from the moon
Fall down like rain
I reach for you
I reach in vain

Tears from the moon...

From: Tears from the moon
Conjure Conjure One/Sinead O'Connor

Thursday, May 29, 2008

Bajo la ropa

"Nudity is essential to show we're unarmed." J.P.


Bajo la ropa no existen mentiras.
La piel es la que habla.
Lo que sientes, lo que siento.
Mi piel blanca y tu piel un poco más obscura.

Bajo la ropa no se necesitan palabras.
Existe una realidad implícita.
Lo que ves, lo que veo.
Tus ojos en mis ojos.

Bajo la ropa no hay pretextos.
Las reglas se rompen.
Lo que eres, lo que soy.
Un corazón hecho de dos.

Foto: Mond
Nudity: Honesty

Wednesday, May 28, 2008

Treasures...

Their treasure wasn't gold, it was knowledge.
Knowledge was their treasure.


Indiana Jones


Foto: Mond
Columbia University Library

Saturday, May 24, 2008

Ein Jahr

Love—is anterior to Life—
Posterior—to Death—
Initial of Creation, and
The Exponent of Earth—
Emily Dickinson


Me haces falta...

Foto: Mond
Your tree

Thursday, May 22, 2008

La búsqueda

"Wisdom is nothing more than healed pain." R.G.L.


Salió de su casa en busca de ayuda. Llevaba meses sintiendo el dolor de su ausencia y siempre lo negó. Caminó a través de un parque en donde los niños jugaban y reían. Recordó su infancia con una sonrisa en los labios. Los árboles del parque se movían con el viento pero éste no decía nada que le pudiera ayudar. El dolor seguía ahí. En algún momento pensó en aquella frase que hace años escuchó: "La ignorancia es la madre de la felicidad". Se rió burlonamente y negó con la cabeza. Volteó hacia arriba y vio las nubes blancas formando figuras abstractas. Tampoco de ellas encontró respuesta. Siguió su camino y se paró frente a una puerta de madera un poco vieja y desgastada. Tocó el timbre y alguien le abrió. Subió unas escaleras y entró a una habitación un tanto obscura. En un rincón, sentada en su sillón, la viejecita le sonrió. Hablaron por largas horas. Se sintieron y se amalgamaron. De un momento a otro lo entendió todo: el dolor no es un objeto que aparece y desaparece, es parte de uno. Así, con esa respuesta un tanto ambigüa, emprendió el camino de regreso. Más no llegó al mismo lugar.

Foto: Mond
Buscando

Monday, May 19, 2008

Invisible

“The invisible and the non-existent look very much alike” D.M.

Sentada en la alfombra. Nerviosa y ansiosa (aún no sé bien cuál es la diferencia). Por las ventanas de la izquierda llueve y a lo lejos se escuchan los truenos. Por las ventanas de enfrente se cuela el sol en todo su esplendor. En el techo, el ventilador se mueve produciendo una suave brisa para apagar un poco el calor. La sala vacía. Sólo yo. Mi corazón late sumamente fuerte y no sé bien por qué. Escucho los truenos y pienso en la distancia. Las ventanas se golpean con el viento más no se abren. Eso me asusta un poco. ¿Será eso? En mi mente música del coche. Mi día en repaso para ver qué falta por hacer. Un dolor en mi vientre me recuerda lo vulnerable que soy. El árbol de afuera se mueve al ritmo de la lluvia mientras el color amarillo de las paredes brinda un poco de calor. Otro trueno. Mi corazón salta como cuando era niña. Veo y pienso. Pienso y veo. Escucho y siento mientras las gotas resbalan por los vidrios. No sé bien qué pasa. Sólo pasa. Este es mi espacio de seis a ocho. Hoy lo siento un tanto extraño, un tanto solo. Parece que nadie llegará. No sé, sólo uso mi imaginación. Pausa. La lluvia sigue cayendo pero no escucho nada. Otro trueno y el sol en la lucha persistente por entrar al salón. El viento sopla fuerte y las ventanas repelan. Me asusta. Estoy sola. Espero. Respiro lentamente. Las sombras se hacen presentes. Otra pausa. El sol ha cedido su lugar al color gris. Suspiro. Sigo sola. Desde hace días me siento un tanto invisible cuando estoy aquí. ¿Será?

Foto: Mond
Invisible

Saturday, May 17, 2008

Extraño

"If I can make it there, I'll make it anywhere."


Extraño tu cielo azul, ese en donde se forman nubes de diferentes formas, ese cielo mágico que tantas veces me acompañó a soñar.
Extraño tus calles llenas de ruido y vida, esas que cuentan tantos secretos.
Extraño tus parques llenos de niños en el verano y un tanto abandonados en el invierno.
Extraño tus árboles que se visten de verde o de rojo y amarillo... o que -simplemente- duermen por meses y meses.
Extraño tus luces que me invitan a sentir y a imaginar, tu música que me lleva a lugares desconocidos, tus vestidos cotidianos y los de carnaval.
Extraño al fantasma que crea magia cada noche, al león que corre tratando de salvar a su papá y la bruja que me enseñó a ver el mundo desde otra perspectiva.
Extraño a aquel recién graduado del que me enamoré perdidamente y al político gay que por su analidad estuvo a punto de perder a su mejor amigo.
Extraño al grupo de niños que descubren que la amistad es más importante que un trofeo y a los jóvenes de 1890 que se descubren día con día.
Extraño al pirata que por amor es capaz de todo y a la joven que va sola por el mundo imaginando que él la ama.
Extraño el agua del lago y los domingos de picnic.
Extraño tus flores en primavera y tus mercados con olor a comida.
Extraño caminarte, abrazarte y sentirte.
Extraño lo que mi corazón siente cuando estoy en ti.

Foto: Mond
My gift

Thursday, May 15, 2008

Jamás serás maestro

The dream begins with a teacher who believes in you, who tugs and pushes and leads you to the next plateau, sometimes poking you with a sharp stick called "truth." ~Dan Rather


Jamás serás maestro si tu escuela tiene más parentesco con una oficina que con un
hogar.

Si tus ojos son dos látigos permanentemente dispuestos para el castigo visual, si tus
nervios explotan mil veces al día.

Si tus frases, en vez de caricias, son púas que arañan, si necesitas un arsenal de gritos
para tus combates diarios.

Si los niños llegan recelosos a tu escuela, como llegan los enfermos al hospital. Y si te
aceptan no como un alimento grato, sino como una medicina obligada.

Si tu escuela se abre cinco minutos antes de empezar las clases y se cierra cinco
minutos después de la hora reglamentaria. Y si al abrirse parece que bostezaras y al
cerrarse que sonrieras.

Si no comprendes que los niños deben jugar en razón inversa a sus edades. Y si los
niños se aburren en tu compañía.

Si tu escuela, además de un cuerpo, no tiene alma. Y si únicamente es un taller
mecánico del alfabeto.

Si al hablar no encantas a los niños dejándolos como hipnotizados. Y si no sabes
hacerte escuchar hasta con los ojos.

Si no comprendes que el alma de cada niño es un libro en blanco en el que éstas
escribiendo para toda la vida. Y si, en vez de escribir en ese libro himnos triunfales,
te contentas con llenarlo de ramponerías y mediocridades.

Si obtienes licencias sin necesitarlas. Y si trabajas cuando te fiscalizan y cuando se
acercan los exámenes.

Si el patio de tu escuela es tan fúnebre como el patio de una cárcel. Y si los recreos,
en vez de ser una fiesta para el cuerpo y el espíritu, son lugares donde se sufre frío en
invierno, sol en primavera y soledad espiritual en todas las épocas del año.

Tomado de: "La función del profesor como asesor"
Foto: Mond
My Harlem Kids

Wednesday, May 14, 2008

*Suspiro*

1. m. Aspiración fuerte y prolongada seguida de una espiración, acompañada a veces de un gemido y que suele denotar pena, ansia o deseo.


*Un suspiro
es un beso
que llegó a
su destino.

*Un suspiro
es un beso
no dado.

Foto: Mond
*.*

Tuesday, May 13, 2008

Lloviendo contigo

“The best thing one can do when it's raining is to let it rain.” H.W.


Afuera llueve. Empieza lento, con un ritmo tranquilo y constante. Huele al agua que se mezcla con el polvo. Se siente la humedad en mi piel descubierta. Poco a poco, empieza a llover más y más fuerte. La tormenta acelera el proceso, ese proceso que se sabe durará poco. El agua cae más rápido y menos constante. El granizo se escucha al caer y -creo que- puedo escuchar la tierra mojada en éxtasis sublime al sentir la lluvia adentrarse en ella. Sólo unos minutos... unos minutos de placer.

Foto: Prestada
A little bit of rain

Saturday, May 10, 2008

Hoy sin ti


La casa vacía. Sin ti. Ya no es lo mismo y nunca lo será. Tu olor se ha ido desvaneciendo. Hoy huele a pintura fresca. A veces pienso que tratamos de cubrir tu ausencia, el dolor y la tristeza.

La ciudad celebrando un día que dices nunca te importó. En el fondo, creo que te gustaba mucho el saber que llegaría este día en el que exigías que no hubiera flores ni regalos, sólo que no tuvieras que hacer nada en la casa.

La tristeza me invade al escuchar canciones dedicadas a ti. Nunca imaginé que doliera tanto algo que para ti no era significativo.

Muchos cambios y mucho movimiento y tú no estás. Te fuiste hace casi un año. Mi cumpleaños, navidad, tu cumpleaños... hoy sin ti.

El pecho me va a estallar en cualquier momento. Las lágrimas no dejan de rodar por mis mejillas tratando de encontrarte en algún recuerdo de infancia... de ayer... de esos últimos cinco días que pasamos juntas... del día en que te fuiste.

La casa no es la misma. El vacío es sumamente doloroso, tanto que grito el dolor a través de mi silencio, de mis letras, de mis ojos buscando el azul de los tuyos. Sin éxito.

Busco tu magia y no la encuentro. Reviso cajones, tu ropa, tus cosas y ya no estás. Siento que tu esencia se va poco a poco, que de algún modo hoy -por fin- te estoy dejando ir. No logro que la saliva atraviese mi garganta y, en ocasiones, mi corazón se salta uno que otro latido.

Mi amiga, mi confidente, mi madre...

Foto: Us

Thursday, May 08, 2008

Voz, sol y caricias

"... si he sido beso es que mis labios aprendieron a ser beso para ti..." L.G.E. Amiga


Aún no he olvidado aquella tarde. Tú y yo acostados. Platicando un poco mientras el sol entraba por la ventana. ¿Recuerdas? Creo que era un sábado. De la nada, pusiste un poco de música y con tu dedo índice comenzaste a acariciar mi nariz mientras tu brazo izquierdo me rodeaba. La música de fondo y tu voz en primer plano era lo poco que escuchaba. El sol calentando mi cuerpo y tus caricias me enviaban a un mundo fantástico. Poco a poco me fui desvaneciendo a través de tu voz, el sol y tus caricias...

Foto: Mond
Sun through window

Monday, May 05, 2008

México Gourmet

"Eres como una hormiguita, que me besa y me pica, que recorre mi espalda y se acuesta en mi barba a estudiar geografía." J.L.G.

Salir de viaje siempre es una experiencia. Parece ser que los sentidos están más alerta y vemos las cosas de manera diferente. Romper con la rutina nos desarrolla habilidades que de otro modo se atrofian un poco.

El gusto es de los sentidos con los que más me gusta experimentar, aunque, siempre dentro de un marco seguro... ¿me explico? Siempre probar cosas que sé de qué están hechas y que, de algún modo o de otro, haya probado en otra de sus presentaciones.

En un viaje a Huasca, Hidalgo este fin de semana, me encontré con varios restaurantes que decían "TENEMOS ESCAMOLES"... eso fue suficiente para detonar mi curiosidad.

Previo consejo de alguien a quien quiero mucho, decidí que no podía regresar al D.F. sin probar este platillo gourmet de la cocina mexicana. "¡Saben a escamoles! Tienen un sabor delicado, los cocinan en mantequilla, con cebollita y un poco de chile verde." Y, ¿la textura? Siempre he pensado que los platillos no sólo se caracterizan por su sabor, que la textura es sumamente importante. Mi consejero no supo bien a bien darme una descripción de la textura, pero -aún así- me animé a probarlos.

Llegamos al restaurante y pregunté por los escamoles. El mesero (un chico de unos 20 años aproximadamente) me dio una descripción clara de lo que eran: "Es la hueva de las hormigas (OMG!), la amarillita. Se preparan a la mantequilla con un poco de cebolla y chile verde (¿dónde había yo oído eso?), y son los más sabrosos de todos (refiriéndose a los gusanos de maguey y a los chinicuiles)." Respiré profundo y pedimos una orden...

Cuando el platillo llegó a la mesa, lo primero que hice fue sacar la cámara y "retratarlo". En lo primero en lo que pensé fue que tenía aspecto a cierto tipo de pasta... ¿no? (¿Será que era el cocowash para poder comerlo?) Una vez terminada la tarea de la foto, tomé una tortilla recién hecha y le puse una buena dotación de escamoles... *SIGH*

Mi reacción:

¡DELICIOSOS!

Es increíble lo que el cuerpo puede experimentar si se lo permitimos de vez en vez. No niego que al ver "de cerca" lo que me estaba comiendo dudé y hasta sentí un poco raro, pero al concentrarme en el sabor no podía dejar de comer y así fue como deglutí 4 exquisitos tacos de escamoles. ¿Gustan?

Friday, May 02, 2008

Diversidad y sobrevivencia


...había hecho un reportaje [...] sobre un tipo de puma que existía en Florida y que había estado a punto de desaparecer. Estaba confinado a una región pequeña e inaccesible, no se había mezclado y, al reproducirse siempre dentro de la misma familia, se había debilitado y embrutecido. El seguro de vida de cualquier especie es la diversidad. Explicó que si hubiera, por ejemplo, una sola clase de maíz, muy pronto las pestes y las alteraciones del clima acabarían con ella, pero como existen centenares de variedades, si una perece, otra crece. La diversidad garantiza la sobrevivencia.

Isabel Allende, El Dragón de Oro