Thursday, December 31, 2009

Full Moon - Dec. 31st, 2009

Hoy es 31 de diciembre y es luna llena.


Parece que no logro despertarme después de las 8:00 a.m. La extraña falta de movimiento en el depa cambia las cosas y mi sueño parece estar en estado perenne de vigilia.

Hace unos minutos se escuchaba el agua correr en el lavadero de la vecina de atrás y recordé que ese fue uno de los primeros sonidos que distinguí cuando llegué aquí. Cuando la cama todavía no estaba acomodada y no había sillón.

Los cuatro coches están estacionados en el garage y parece como si todos durmieran. Todavía huele un poco a café y de fondo escucho a Beethoven.

En la avenida los coches apenas empiezan a correr y en la pared mi atrapasueños se mueve un poco a causa del viento.

En los cajones la ropa doblada y en el clóset los zapatos aún están un tanto desacomodados. El refri alberga una botella de vino abierta y el jamón serrano que no nos terminamos hace unos días. En el comedor, la pared tiene rayones verdes y, en la mesa, algún ticket olvidado a propósito.

Mis carpetas y cuadernos descansan sobre la bocina derecha y en el taburete café de la sala aún no decido qué guardar... quizás un montón de recuerdos, como siempre.

En el balcón las hojas secas del árbol de la calle anuncian un otoño tardío fusionándose con el frío del invierno que se logra colar por el gran ventanal. En el reproductor de DVDs el disco que dejamos pendiente y mis plantas con un poco de sed.

Comienzo a planear la siguiente semana. Pienso en ellos y trato de inventar algo nuevo... como siempre.

Las rutinas y lo cotidiano. Su presencia y sus cuidados. Su paciencia y su cariño. Mis berrinches y mis sueños. Mis deseos y su magia... nuestra magia.

Cinco niños y un abuelo. Un gato y dos perros. Tres hermanas y un papá. Mi madre a través de los recuerdos y de las viejas costumbres. El reloj que no se detiene y el cajón virtual lleno de fotografías.

La complicidad de mis locuras y el sabor del helado de yogurt. Los besos de cada noche y el estrés de la incertidumbre. El pan dulce en el desayuno y las pláticas en el tráfico.

Los abrazos y los pleitos. Crecer y aprender. Aceptar sin entender. Amar y querer.

Hoy es 31 de diciembre y es luna llena.

*Foto: Warmth


愛しています

Tuesday, December 29, 2009

Me conoces

A veces los silencios prolongados me producen escalofríos. Cuando el frío recorre mi cuerpo y eriza los vellos de brazos y espalda, es cuando me doy cuenta de que ese silencio prolongado, largo y -aparentemente- sin sentido viene desde adentro.

"Silencio", decía. "Verás que quien tenga que hablar, lo hará." Puedo pasar horas en silencio, sin hablar, ensimismada en mis pensamientos, imaginando que arreglo un mundo que no me pertenece. Haciendo como si escuchara lo que sucede a mi alrededor y creyendo que pasan cosas que, quizás, jamás pasarán.

"Te fijas en todo", dijo. "A veces pienso que imaginas todo un mundo de cosas a partir de lo que observas con esa lupa que pareces tener". Tiene tanta razón. Toco puertas o -simplemente- entro y veo las recámaras. La computadora o la lámpara en el buró. Algunos libros en el piso junto con los pantalones sucios y un par de calcentines. El baño no es grande, sólo blanco. En el jardín, algunos insectos que en ocasiones salen y apuestan su vida en ello...

Una imagen, una palabra en una hoja de papel o a través de la pantalla. La letra de una canción o el comercial de la televisión. La escencia de la lavanda y el ámbar o el café con tabaco... cualquier cosa detona el silencio, ese que viene de adentro y me lleva a otro lado... ahí, en donde -quizás- el ladrido de un perro me haga sonreír.

Ex toto corde

96% llena

Sunday, December 27, 2009

¿Qué más da?

There is an US in YOU and ME.

Los días en vacaciones son largos, muy largos. Como si se nos diera permiso de tener más tiempo para hacer más cosas, o menos. Todavía no me queda muy claro.

Tengo muchos planes, cosas por hacer que no hago cuando estoy trabajando y -de todos modos- no logro completar ninguna. No sé, siento que no tiene caso hacerlas... ¿para qué?

Los pendientes de trabajo también están en pausa. Sé qué tengo que hacer para hacerlos y no los hago. Prefiero leer un libro o ver alguna película. Hacerme bolita en el sillón y dormir una siesta o asomarme al balcón a ver la vida pasar.

Todo tiene un ritmo diferente. Todos.

El clóset se reacomoda y saco lo que hace más de un año que no utilizo. A pesar de todo, las viejas costumbres son sólo eso, viejas costumbres.

Tomo "The Divine Comedy" y leo un poco, disfruto de sus magníficas ilustraciones y luego lo devuelvo al estante. No es mío. Steinbeck me roba algunos minutos pero todavía no me invita a quedarme otro largo rato como lo hizo con "East of Eden". Tomo la revista que está en el buró y sólo la ojeo. Las palabras parecen no ser importantes.

Escucho música mientras reacomodo las plantas y veo a mis vecinos ir y venir. Las calles tienen un ritmo peculiar y con las tijeras recorto imágenes que me hablan con sus colores... o la ausencia de éstos.

El sonido de mis dedos al escribir ha cambiado. Dejé ir lo que fue mío por casi tres años y adopté algo que ahora es nuestro.

Es domingo...

Te iubesc

Saturday, December 26, 2009

Nada más

Shades of night are lifting...
...winds of snow are drifting.


Vacío. De repente se perdieron todas las ideas y lo único que quedaba era lo que sucedía a su alrededor. ¿Lo habrá logrado? ¿Habrá logrado dejar de pensar, de sentir?

No duró ni un minuto, tan sólo unos segundos nada más. Los recuerdos, los planes a futuro, las palabras regresaron con más fuerza que nunca, se revolcaron y ella no supo si sonreír o quedarse esperando a que se volvieran a ir.

Sus manos frías le recordaban que ahí estaba aún. Le era casi imposible tragar y las lágrimas amenazaban con escaparse. ¿Sería algo pasajero?

El viento helado se sentía por todas partes aunque la música cubriera su sonido. Ahí estaba. Siempre. El sol engañaba brillando en el cielo y las nubes vagabundas no se quedaban por mucho tiempo.

Ahí estaba. Solo estaba. El mundo parecía detenerse poco a poco y ni el ruido de los coches lograban acelerarlo. ¿En qué momento sucedió todo?

Un instante más. Tenía adormecidos los brazos y comenzaba a perder sensaciones en el resto del cuerpo. ¿Será posible?

Sonrió y luego apenas se escucho su risa. El viento helado se convirtió en cómplice y las nubes llegaron a puerto.

Sintió el calor de sus brazos rodeándola y acomodó su cabeza en su hombro, en su rincón. Una sóla lágrima escapó...

Nada más.

Jeg elsker deg

Friday, December 25, 2009

25 de diciembre de 2009

Lluvia de ideas... de sentimientos.

Estoy acostada en la cama que fue mía por muchos años, en mí cama, en casa de mis papás. Mi gato está recostado a mis pies y afuera se escuchan unos golpeteos y no logro descubrir de qué son. El sol entra por la ventana -como siempre- y mi papá aún duerme en su recámara. A lo lejos escucho un gallo cantar y sigo sin entender cómo es que en esta enorme ciudad existen sonidos de rancho... nunca lo he entendido.

Ayer fue un día especial. Comenzó temprano con un ritmo pausado y algo lento... rico. Los días de Nochebuena siempre habían sido algo rápidos, movidos... las cosas cambian poco a poco.

Hay personas que logran que mi corazón sonría a pesar de los días nostálgicos. Los niños y su magia, sus ojos azules, su mirada diciéndome lo mucho que me quiere.

"No existen los días perfectos, existen los momentos perfectos", así, en una colección de sucesos, se van creando esos recuerdos que luego me da miedo soltar y que -en ocasiones- me impiden inventar nuevas aventuras para vivir quizás colgada de un manojo de globos de colores o -simplemente- en el sillón de casa acurrucada en sus brazos.

Las cosas ya no son como antes, no. Aquello que fue mi mundo hoy ha ido cambiando por el que yo he ido inventando. Me doy cuenta de las imperfecciones, de la humildad, de que existe una realidad diferente a la que me fue presentada y la que yo decidí adoptar como mía. Me gusta lo que soy, quien soy y hacía dónde voy. Me gusta que esté a mi lado.

Ayer descubrí muchas cosas, ésas que permanecen en mí sin saber aún si podré o querré compartirlas. Me he vuelto algo egoista aunque compartirme sea algo que disfruto enormemente.

Esto no es más que un conjunto de letras. Ideas sueltas sin pretenciones claras. Esto es un poco mi cabeza juntándose con mi corazón. Esto soy yo tratando de entenderme sólo a mí.

El gato duerme y se comienzan a escuchar las risas de algunos niños jugando con sus regalos de Navidad. Hay poco viento y el gallo ya dejó de cantar. Calma. Todo a su tiempo...

Aku cinta kamu

Tuesday, December 01, 2009

Horas

"Darling, these are big difficult ideas...
It's not something
for children
to worry about..."
~Philip Pullman.



Faltan unas horas para que la luna esté llena y no puedo dejar de pensar en mí. Juego con el tiempo. Hace unas horas leía que los seres humanos nos definimos en la adolescencia y yo no siento esa definición... sólo la que tengo cuando hay luna llena.

Este mes tiene dos lunas llenas. Hoy, 1 y el último día tanto del mes, como del año, el 31. No es casualidad que resignifique mis diciembres junto a quienes amo y junto a quienes saben y conocen mi mundo a través de mis sentimientos.

Uno es quien ha tocado mis profundidades y quien me ha enseñado que el mundo no está hecho de cristal, sino que es como aquellas maquetas de primaria que hacíamos con plastilina, moldeable y disfrutable aunque el olor a petróleo no sea mi favorito.

Si mi alma estuviera desprendida de mí y fuera algún otro ser vivo sería un mutante con poderes mágicos y no permanecería quieto ni un instante. No se esperaría que fuera estable ni que comprendiera los estatutos sociales de un mundo hipócrita y lleno de mentiras. Sería capaz de volar y nadar, de caminar hacia adelante y hacia atrás. Sería de muchos colores y monocromático. No pasaría nada y nadie diría nada, nadie esperaría nada...

Hace unas horas también leí que nos relacionamos con los demás para completar lo que no tenemos, lo que nos hace falta. Así es como me rodeo de los que tienen lo que yo no tengo deseando que ellos no esperen que yo tenga lo que ellos ya tienen.

En unas horas la luna estará llena una vez más...

من شما را دوست دارم

*Foto: M.D.
Otro regalo

Wednesday, November 25, 2009

Mirrors...

I can still see some smoke wandering around, almost touching the ceiling, trying to escape through the window, trying to say something...

Want to close my eyes and think about you, about me, about us holding each other, together near the ocean, the sun, the clouds...

We look good together... we do.

Mirrors don't lie...

54% full

Aku cinta kamu

Monday, November 02, 2009

Tradition...

...es luna llena.


"Nada como un gallo que llene las manos,
caballo que llene los frentes y
mujer que llene los brazos."

"¡Ah! Caras bonitas y
tentación maldita."

"Al sereno de la esquina
le pidiera el favor
de apagar su linterna
mientras que pasa mi amor...
las nueve y sereno."

Pocos son los viajes que no enseñan, que pasan desapercibidos y que no te llenan de eso que sólo uno entiende qué es.

Hoy es luna llena y llena me siento... always always.

*Foto: Mond
"¡Hola guapo!"

Unë të dua

Wednesday, October 28, 2009

Espero...

Manejo de regreso a casa. Noto que me siento exhausta y suspiro. Escucho a Celine Dion y los coches parecen abrirme el camino para que llegue rápidamente.

Al llegar me desvisto y le quito la máscara a mi cara. Ya desde hace algunas horas decidí el menú que me acompañaría esta noche. Quizás lo decidí desde hace días aunque los planes hayan tenido que cambiar.

Corto el queso con cuidado, destapo el vino que dejaste en casa antes de irte y acomodo unas galletas en el plato. Sirvo una copa y llevo todo al sillón de la sala.

El sonido de la TV me acompaña y, al parecer, las plantas han decidido crecer. Suena el teléfono y después lo marco yo. Se que me escuchas a pesar del silencio de las palabras.

El vino me ha hecho bien. Esta noche podré dormir... espero.

Обичам те

Monday, October 26, 2009

Una estrella

Porque lo que me enseñaron de niña, no me sirve de nada...

El mundo que aprendí, el que crearon y el que creé, no se parecen en nada al que vivo, al que elijo vivir, al que -en algún momento- le tuve miedo, enojo y frustración.

Los recuerdos me atacan como bocanadas de humo y siento que me ahogo.

Porque siento que soy feliz a pesar de lo aprendido. Porque he tenido que desaprender y eso, eso duele.

No es fácil, no tiene porque serlo.

Hoy soy una estrella en el firmamento.

Ek is lief vir jou

Monday, October 12, 2009

Shift

"...there's far too much to take in here,
more to find than can ever be found,
but the sun rolling high,
through the sapphire sky,
keeps great and small on the endless round."
Circle of Life - Lion King


*Foto: Mond
Shift

Minä rakastan sinua

Wednesday, October 07, 2009

¿Confianza?

...y te veo creciendo, hablando más, siendo más tú. Descubriendo el mundo a través de la gelatina en polvo en tus dedos y a través del crunch de las hojas secas de la calle.

...y te veo probando límites y en tu egocentrismo y me veo reflejada en muchas cosas. Te miras en mí y me da miedo que veas que el mundo no es aquel lugar perfecto... ¿O me da miedo a mí?

...y veo tus ojos enormes al descubrir a un perro más grande que tú en la calle y veo como pintas esa gran sonrisa cuando te das cuenta de que el súper perro nada te hará.

...y veo tu confianza en mí, esa que depositas incondicionalmente y me tiemblan las piernas...

Sí, me da miedo equivocarme, contigo, con él, con ellos, con quienes confían en mí.

Saturday, October 03, 2009

Mond...


Mond soy yo en todos los aspectos… Mond significa “luna” en alemán… mi má
era austriaca y, por lo tanto, su idioma era el alemán… me pareció interesante
— y parte de mi identidad — hacer el blog en tres idiomas: alemán (de ahí el
título), inglés y español… en casa se habla inglés desde que nací, al ser
extranjera, mi mamá se comunicaba con mi papá en inglés y con nosotras
(hermanas y yo) igual o en español […]. La luna rige mi signo y siempre, siempre ha sido especial… mágica […]. Soy cíclica… y me descubro volviendo a mí en muchos
aspectos una y otra vez… y tengo fuerza, pero también me puedo sentir
menguante o creciente… la luna es mágica; además, a final de cuentas, la luz
de la luna proviene del sol, pero también tiene brillo propio.


Hoy es luna llena... luna de octubre

*Foto: Un regalo
**Piano sonata No. 14 in C sharp minor
Beethoven


Ich liebe dich

Wednesday, September 30, 2009

Cinquante

The 'woman' who views
the world at fifty the same
as she did at twenty has
wasted thirty years of her life.
- Muhammad Ali


Son las 6:23 a.m. A mi lado siento una pequeña silueta que, al parecer, toca con sus dedos las enormes pestañas que logro ver con la poca luz que entra por la ventana. Escucho un estornudo seguido de otro que proviene de otro ser, uno más pequeño, más blanco, más peludo. Nadie dice nada.

Después de un cambio de PJs, debido a un pequeño accidente, de ésos que suceden cuando se es pequeño, nos acomodamos los tres en la gran cama y dormimos otro rato. Las respiraciones son dispares al igual que los movimientos. Recuerdo que te sueño y en el sueño reímos.

Nos despierta el maullido de un gatito. Nos reacomodamos en la cama. Él en mis piernas y ella a mis pies. Cantamos la del elefante una y otra vez siempre seguida de una hermosa carcajada. Empiezo a sentir calor. La cobija de plumas está de más. Nos levantamos varios minutos después y en el camino a su recámara ensayamos el "Happy Birthday". Lo canta como nunca. No cabe duda, es para ella.

Al vestirnos siento su piel más cálida de lo normal. Le doy tiempo, quizás es el efecto de las cobijas. Después de desayunar se pone un poco berrinchudo. No quiere lavarse ni manos ni dientes. Vuelvo a tocar su frente y el calor no ha disminuído. Hoy no irá a la escuela. No importa. Mamá está por llegar y eso lo hace feliz.

Son las 8:26 a.m. Baby Einstein habla sobre los círculos, Cirrus se fue a pasear y yo pienso en el maravilloso cumpleaños número 50 que estás experimentando... y lo que falta.

Gracias por compartir a tus dos amores, por compartirte a ti y por ser parte de mi vida.

Te quiero
Always always
*Foto: Mond
Wings

P.D. A ti, jeg elsker dig

Sunday, September 27, 2009

Sin invitación

¿Y si caminamos por aquí? Tendríamos que saltar los chorros de agua con los que están regando. ¿Y? ¿Te importaría? Dame la mano. ¡Corre!

Momentos como este, tan simples, tan niños, son los que me hacen sonreír. No es una sonrisa común, es cien por ciento auténtica, como sus abrazos cuando salen del corazón, cuando son con ambos brazos y cuando logran quitarme la respiración.

¿Y sí me río hasta que me duela la panza? ¡Me encantaría verte! Así como me gustaría verte sin maquillaje. De cerquita te ves más bonita. Yo también soy un niño, ¿te acuerdas que ya te lo había dicho?

Como la carcajada de un niño. Contagiosa. Así es él. Me llena. Me comparte de su mundo sin invitación.

Nada. Así soy feliz. Hoy.

איך האָב דיך ליב

Wednesday, September 16, 2009

Mexicaneidades...

"De poquito en poquito
se llena el jarrito."


¡Va!
¡Porque te quiero!

...como si la tierra, esa que al parecer muere poco a poco, se cobijara con un manto tricolor, con la fuerza del águila quien flanquea sus mares, montañas, bosques... como si -de repente- tuviera fe en México... mi México.

Σε αγαπώ

Friday, September 11, 2009

Dos años después...

Han pasado ya dos años desde que volví de NY, los dos años. Desde entonces, han pasado muchas cosas... tantas que no sé ni cómo acomodarlas o si quiero acomodarlas, quizás es sólo que hoy me caen todas de madrazo y siento que me ahogo.

Vivir un duelo, el duelo de la muerte de mi madre, ha sido la experiencia más difícil que me ha tocado vivir. Llegar a su casa, sin ella, provocaba en mí el más intenso de los dolores y llenaba mis ojos de lágrimas en más de una ocasión al día. Reacomodar mi vida a una sin ella, sin mi amiga, parecía tarea cotidiana hasta que los pleitos normales con los demás miembros de la familia me regalaban consciencia de que no era así, de que todos por nuestro lado adolecíamos de lo mismo pero sin saber acompañarnos y sin saber expresarnos... siento que así ha sido siempre.

En el primer aniversario de su muerte, comencé a tener sueños recurrentes en los que ella moría una y otra vez. Vivía ese momento en repetidas ocasiones y el dolor, en vez de seguir su curso normal, parecía intensificarse y adueñarse de mí. Fue entonces que busqué ayuda y la encontré. El proceso ha sido largo, pero siento que -de algún modo- experimento su muerte de una manera un poco menos masoquista y lo más "normal" que puedo.

Este camino no sólo ayudó a resolver (creo) un duelo intenso pero necesario, también me confrontó con mis ideales, mis principios, mi identidad y mi ser. Créanme, no es nada fácil. Desidealizar a la familia y los planes de vida fantástica que nos enseña esta sociedad no hace más que incrementar el dolor y sacudir aquellas ideas con las que uno va construyendo y creando su mundo. Sentirse traidor de un mundo ideal, hace que uno quiera sumergirse en el más profundo de los oceános y no salir jamás.

Así fue que comenzaron mis dudas. ¿Vocación? ¿Felices para siempre? ¿Familia? ¿Educación? ¿México? ¿Gobierno? Y muchas más que, muy a mi pesar, sigo sin resolver y sin encontrar paz interior. Me encuentro haciendo las cosas por y para los demás, porque eso es lo que se espera de mí y porque así "mi talento" no es desperdiciado y se utiliza para un bien común. ¿Es eso lo que quiero?

Dos años han pasado y, tal como me sucedió cuando me fui a NY, siento que apenas me descubro en un mundo nuevo y en un mundo que tengo que conocer y reconocer. A veces siento que mis sueños están en pausa y que los que están en play son los sueños de los demás. El dolor que siento es parecido al que sentía cuando ella murió, cuando por fin acepté que había muerto y no sólo se había ido.

A los que lastimo, perdón, saben que los amo y que en mi particular forma de ser, son parte de mi vida y siempre lo serán.

Thursday, September 10, 2009

Quisiera un poco de pasado

Decido no levantarme temprano hoy. Me doy la mañana libre para merodear mi departamento en pijama y trabajar un rato desde la cama. El día nublado y gris me acompaña y, al mismo tiempo, se convierte en testigo de mis pensamientos... ésos que no paran, ésos que no me dejan dormir bien.

Mi vecina toca a mi puerta y me regala una revista que cree me gustará. La ojeo rápidamente y la aviento en la cama... puede esperar. Hay una toronja dulce esperando en la cocina y es cuando voy a tomarla que recibo una sensación del pasado. Un momento de paz, de soledad, de disfrutarme a mí en mí... como en aquellos días en los que vivía lejos de la familia.

Pienso en las terapias que daré hoy, en las que di ayer. Me preocupa el cómo me voy a ocupar de aquel chico que se siente triste porque pocos amigos recordaron su cumpleaños y sonrío al recordar el manicure multicolor que me hizo ayer la Srita. Perla del Mar, artista reconocida en el mundo por pintar máscaras y uñas a un nivel exclusivo... sólo en mi mundo, en nuestro mundo.

Pienso en el café que me gustaría tomarme y en que siento una gran necesidad de estar en contacto directo con la naturaleza. Ésa que causa estragos cuando inunda casas y paraliza ciudades enteras, ésa que el hombre cree -inocentemente- que puede controlar.

No dejo de pensar y de buscar un poco en mi pasado, quizás ahí está la respuesta, quizás es sólo una forma de cobijarme y sentirme segura.

Szeretlek

Wednesday, September 09, 2009

En clase...

"If you had been on that jury, son,
and eleven other boys like you,
Tom would be a free man...
So far nothing in your life has
interfered with your
reasoning process."
Atticus Finch

- Entonces, ¿los niños y los adultos tenemos lo mismo? ¿No hay diferencia?
- ¿Por qué habría diferencia? ¿Los niños no son seres humanos?
- Entonces si ponemos a un niño y a un adulto a hacer algo completamente nuevo para ambos, ¿sería una competencia justa?
- No, seguro gana el niño.
- ¡¿Qué?! ¡¿Por qué?!
- Porque el niño no está "contaminado" de experiencias previas, el niño se arriesga, el niño no teme al "qué dirán". El niño se acerca y se para de cabeza y si se ríen de él, no le importa, no se detiene... el adulto sí.
- Sigo sin creer que no haya diferencia.
- Si el adulto sabe cómo utilizar su conocimiento previo a su favor, si sabe transferirlo a situaciones nuevas, quizás, sólo quizás, tenga un poco de ventaja, pero ¿cuántos adultos conoces que sepan hacer eso?

मैं आपसे प्यार करता

Monday, September 07, 2009

Cerebro en venta II

Yo digo que uses todos tus poderes,
que aceptes que los tienes y los uses y ya...

¿Será tan fácil? ¿Decidirse a "usar los poderes" y ya? ¿Aceptar que así es? ¿Y las frustraciones? ¿Servirán de algo mis poderes? ¿Los demás entenderán lo que se siente tener esos poderes?

Creo que es mi silencio el que está lleno de significados, el que carga con esas palabras que no levantan la voz. Me retraigo y en lo único en lo que pienso es en que quiero ser feliz, quiero encajar y quiero no sentirme etiquetada. No me gustan las etiquetas, las "cicatrices con forma de rayo en la frente".

¿Lógico? ¿Qué es lógico? ¿Quién se atrevió a inventar una palabra así? ¿El ser humano es lógico? ¿Y si no fuera así? Hablamos de ochos y nueves, de maestrías y doctorados, de ser o no ser alguien en la vida. ¿Y si esos ochos y nueves no importaran? ¿Si importara lo que me gusta y lo que no me gusta? ¿Lo que pienso... lo que siento? ¿Y si el contexto dejará de ser contexto?

¿En verdad existe la inteligencia? ¿Quién dijo qué es menos y qué es más? ¿Quién osó establecer una normalidad? ¿Superior? ¿Inferior? ¿Por qué o a cuenta de qué? ¿En verdad la inteligencia está peleada con la felicidad? ¿Y si no fuera así?

Las letras son sólo letras hasta que quien las lee les da un significado que, aunque ya establecido, cambia en cada ser humano, en su mente, en su capacidad de crear y recrear de acuerdo a lo vivido. Las palabras son sólo eso, palabras...

Locura es la definición que se le da al que no entiende... ¿Entender qué? ¿Para qué?

¿Poderes? ¿Cuáles?

אני אוהב אותך

Sunday, September 06, 2009

Cerebro en venta

¿Por qué no te pones tus calcetines?
Ésos, los pachones.
(Y eso fue lo que hice)

Creo que quiero vivir como si me fuera a morir mañana, como si fuera mi último día, olvidándome de cada enseñanza bíblica o social, pensando en lo que yo quiero y en a quien yo quiero.

¿Desear? ¡Siempre! ¿Qué? ¡Todo! Sí, todo porque no existen los límites. ¿Para qué tengo imaginación y la capacidad de soñar si se atreven a establecerlos?

"No toques, no vayas tan rápido, no te salgas de la línea, no cometas faltas de ortografía..." Y si toco, le acelero, me salgo de la línea o cometo faltas de ortografía, ¿qué? ¿Me dejarán de querer? ¿Seré peor persona? ¿Dejaré de ser inteligente?

¿Qué pasaría si todo lo aprendido no es más lo inventado por alguien que estaba sumamente aburrido? ¿Qué pasaría si, de repente, nos enteraramos que usar ropa no está bien? ¿Quién dijo que tenemos que comer tres veces al día? ¿Y si comieramos sólo una? ¿Y si comieramos 10?

Tantas reglas, tantos tienesque, tantos parasiempres... ¿Para qué? ¿Por qué?

Me cuestiono muchas cosas y sé que no importa que lo haga porque éstas no cambiarán. No importan las diferencias, lo normal, lo aceptado, siempre siempre tendrá la razón.

Volim te

Thursday, September 03, 2009

Su respiración

Silencio. Obscuridad. Me da frío y me tapo. Me da calor y me destapo. Giro hacia la izquierda. Mejor hacia la derecha. Tic tac, tic tac. Afuera algún gato maúlla a lo lejos. Vuelvo a girar. Me levanto, abro la puerta y camino hacia el cuarto de mis papás. Entro sigilosamente. Mi má me siente, abre un ojo, me ve y se voltea. Mi pá ni cuenta se ha dado de que entré. Él respira profundo y exhala, al hacerlo, sus labios vibran y emiten un sonido algo chistoso. Me acomodo junto a él. Observo el cuarto en la obscuridad y me pregunto si podré dormir. Me acuesto de lado mirando el reloj digital de fondo negro y números rojos. Comienzo a contar los segundos al tiempo que los dos puntos se prenden y apagan. Los pulmones de mi pá se llenan al ritmo del segundero. Lo imito sin dejar de contar. Poco a poco me da sueño y mis ojos se cierran aún sin mi permiso. El rojo de los números se funde con el negro y el calor que emana junto a mí me cobija...

Abro los ojos y veo mi almohada con funda a cuadros rosa con blanco. La cama es más pequeña y mi cobija roja me cubre el cuerpo. La luz del sol se cuela por las rendijas de las cortinas blancas con dibujos de muñecas y lo único que se me ocurre es estirarme y sonreír. Es de día.

Ex toto corde

Es luna llena, MUY llena.

Wednesday, September 02, 2009

En el rancho...

Allá en el rancho grande, allá donde vivía
Había una rancherita que alegre me decía,
que alegre me decía:
Te voy a hacer los calzones ... ¿cómo?
Como los usa el ranchero ... ¿de qué?
Te los comienzo de lana ... ¿y luego?
Te los acabo de cuero...


...y fueron mis pasos sobre el pasto largo y seco los que trajeron de vuelta la nostalgia. El viento golpeando mis oídos como si quisiera decir algo y, a lo lejos, el olor a humo de leña el que me hizo recordarla. Me hubiera gustado sentarme frente a esa fogata.

A unos metros escuché el caballo a galope, lento pero constante. Al voltear, lo montabas con soltura, como si fuera lo tuyo, como si te gustara hacerlo. Sam corría libre aunque las garrapatas no le permitían la fluidez que estoy segura que él buscaba. Las flores mueven sus pétalos conforme el viento los acomoda y el mugir de las vacas mientras la ordeñan me remota a mis momentos de niña cuando vacacionaba en el rancho de los compadres.

Huele a maíz recién molido. Los tlacoyos en el comal regalan calor y sabor a rancho, de ése que sólo aquí, sólo en México se da.

*Foto: Mond
En el rancho

Tuesday, September 01, 2009

Luego regreso

Tengo ganas de escribir y algo me pasa que no puedo. Empiezo un renglón y me detengo. Pienso en escribir acerca de todo y acerca de nada, de las cosas sin importancia que me rodean y del viento que mueve la cortina de la sala. Recuerdo la conversación que tuve con la paciente de mi papá y cuando le dije que no todo es tan obvio para todos o tan fácil o tan simple.

Junto a mi, como siempre, mi iPod y mi celular, los controles de la televisión y el DVD y mi computadora encima de mis piernas. Mi memoria me falla, de algo más quería escribir y ya no me acuerdo qué era.

En el coche, de regreso del trabajo escuchaba mis canciones favoritas en español a un volumen muy alto e intentaba cantarlas mientras se formaba un momento catártico y yo sonreía con lágrimas en los ojos mientras un sinfín de emociones se desbordaban a través de mis palabras, mis lágrimas y de los vellos de mi piel.

Platico con una amiga de antaño en el msn y no logramos ponernos de acuerdo en el tiempo que ha pasado. Ella dice uno o dos años y yo digo cuatro o cinco.

Las ideas se van en cuanto las letras comienzan a salir... luego regreso.

Monday, August 17, 2009

Sólo de fútbol vive México

Tengo una sensación extraña en mi cuerpo. Duermo mucho y, el hecho de que se acerque el lunes me provoca aún más letargo. Creo que son síntomas de cansancio, de desesperanza, aquéllos que se presentan justo antes de mandar todo a la chingada, aunque, como me enteré que La Chingada está en algún rincón de este país, no creo que sea lo suficientemente lejos como para enviar mi enojo --mi furia-- mi desesperación y mi impotencia a un pequeño pueblo que, ya de por si, está lleno de porquerías similares.

El recorte de presupuesto para la salud y la educación, el nuevo secretario de educación media superior y superior del D.F. diciendo que seguirá con los programas ya establecidos y buscará formar un vínculo con la SEP federal (¿Qué no estaban vinculadas?) para mejorar la "calidad" de la educación en nuestro país...

Para la identificación y atención educativa de los alumnos con capacidades y aptitudes sobresalientes, la autoridad educativa federal, con base en sus facultades y la disponibilidad presupuestal, establecerá los lineamientos para la evaluación diagnóstica, los modelos pedagógicos y los mecanismos de acreditación y certificación necesarios en los niveles de educación básica, educación normal, así como la media superior y superior en el ámbito de su competencia. Las instituciones que integran el sistema educativo nacional se sujetarán a dichos lineamientos (Decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 41 de la Ley General de Educación).
"Establecerá los lineamientos para la evaluación diagnóstica..." y dicen que lo harán en los próximos 12 meses. ¡¿Qué acaso no pueden trabajar un poquito, sólo un poquito, más rápido?! Pero claro, lo importante aquí es hacer como que están haciendo algo y pues si ganan tiempo "estableciendo los lineamientos", que mejor, ¿no?

¿Será que tengo un momento narcisista y soy yo la que está mal? ¿Por qué recortarían presupuesto en educación y salud? ¿No son acaso las secretarías básicas para que un país se desarrolle? Yo creo que no. Que vivo en el error y mis creencias son antiguas y han caducado sin que yo me dé cuenta.

¿Han visto como sólo de fútbol vive México? No deja de impresionarme la cultura pambolera que existe en mi país. Cien mil fanáticos llenan un estadio y millones más ponen en pausa su vida laboral para no perder detalle del encuentro entre México y Estados Unidos. Me parece admirable que esto suceda, que exista la pasión, la capacidad de "poseer a un equipo" y de hablar en primera persona del plural cuando éste mete gol y, obviamente, gana un partido tan importante. ¿Por qué no ser así en lo demás? ¿Qué pasa en este país que no se desarrolla la misma pasión por la profesión, por la seguridad, la salud y la educación? ¿Qué tiene el fútbol que no tienen ni la economía, ni la política, ni los demás factores necesarios para salir avante y llenar este país de vida propia? El fútbol se vive (cantaba un slogan por ahí -creo-), el fútbol se VIVE...

(Del lat. vivĕre).

1. intr. Tener vida.

2. intr. Durar con vida.

3. intr. Dicho de una cosa: durar.

4. intr. Pasar y mantener la vida. Francisco tiene con qué vivir. Vivo de mi trabajo.

5. intr. Habitar o morar en un lugar o país. U. t. c. tr.

6. intr. Obrar siguiendo algún tenor o modo en las acciones, en cuanto miran a la razón o a la ley.

7. intr. Mantenerse o durar en la fama o en la memoria después de muerto.

8. intr. Acomodarse a las circunstancias o aprovecharlas para lograr sus propias conveniencias. Enseñar a vivir. Saber vivir.

9. intr. Dicho de una cosa: Estar presente en la memoria, en la voluntad o en la consideración.

10. intr. Dicho de Dios: Estar en la memoria, en la voluntad o en la consideración y asistir particularmente a alguien con sus inspiraciones.

11. intr. estar (existir uno con cierta permanencia en un lugar o en un estado o condición). Vivir descuidado. Vivir ignorante de algo.

12. tr. Sentir o experimentar la impresión producida por algún hecho o acaecimiento. Hemos vivido momentos de inquietud. Todas sus alegrías y sus penas fueron vividas por nosotros.


...lo demás, lo que no es fútbol, creo que está de más.

El agua se termina, ¡EL AGUA SE TERMINA!, los asaltos son algo cotidiano y hasta aceptado, se incendian guarderías, trafican con niños, hay recortes presupuestales (pero no para los partidos políticos), la SEP-DF buscará hacer convenios con la SEP-Federal, en las escuelas se crean robots programados según la convenciencia de los "líderes", las identidades personales se pierden, el clero dice cómo se debe vivir "correctamente", las leyes se crean para "ganar tiempo"...

Abro el periódico cada mañana y lo cierro desesperanzada, con una sensación de impotencia, sintiéndome obligada a ser adulto, perdiendo mis deseos entre las letras de lo que sucede en un país que sólo vive de fútbol y no puede VIVIR de la misma manera en todo lo demás.

Tengo náuseas...

Wednesday, August 05, 2009

A little bit Austrian

Hoy por fin bajé, abrí la puerta del clóset, ése que está en un rincón de la casa, y busqué aquellos vestidos que hablan de tu tierra, que cuentan historias, que llevan tu esencia a pesar de haber pasado el tiempo. Encontré tres. El café, el negro y el elegante. Los saqué, los llevé a la que aún llamo mi recámara, los desenvolví y me los probé.

El café es muy pequeño, hermoso, pero pequeño. El negro, tu favorito, me queda como si estuviera hecho para mí en este momento de vida. Al verme al espejo te vi a ti envuelta en él, siendo tú, siendo mi madre, orgullosa de sus raíces, de su pasado, de su ser. Le tuve un poco de miedo al elegante. Deseaba que me quedara aunque no sé bien para qué. Me lo puse y, al subir el cierre, me transformé en aquella princesa del cuento que siempre leía contigo. Sus bordados dorados y el terciopelo negro son perfectos, es largo y se arrastra un poco. Es uno de esos vestidos que se convierten en sueño de cualquier mujer, es ese vestido que se convirtió en mi sueño sin siquiera darme cuenta.

Las blusas, alguna vez blancas, están amarillentas y con olor a polvo. Intento arreglarlas, ponerlas bonitas, como a ti te gustaba. No sé todavía si lo logre, no importa, ya pediré consejo a aquéllas que saben, a las expertas. Los delantales exceden el número de vestidos. Al parecer pensabas en combinarlos e intercambiarlos. Me encontré uno muy pequeño, quizás fue de alguno de nuestros pequeños vestidos, los que sólo tú sabes cual fue su destino.

Pensarte y sentirte me hace bien. Imaginarte en tu ropa o regañándome por hacer las cosas distinto a como las hacías tú, es como tener una de nuestras pláticas de amigas, las que teníamos por teléfono cuando yo estaba lejos o como cuando veíamos alguna comedia romántica comiendo una bolsa de papas... comfort food, le llamabas.

Hoy me regalaste un poquito de ti a pesar de no estar aquí presente. Hoy recordé que no soy únicamente mexicana o mujer, hija y hermana. Hoy me sentí... me siento... austriaca de piel, mente y corazón... Hoy es luna llena.

**An der Schonen Blauen Donau -
Vienna Boys' Choir

Monday, August 03, 2009

In the jungle?

"Nunca es tarde si la dicha es buena."

Y sin más, apareció ante ella. Era grande, no, enorme, majestuoso y -al mismo tiempo- le generaba una ternura un tanto infantil. No podía dejar de verlo, de imaginar las sensaciones que le provocaría tocarlo, acariciarlo, sentirlo sobre su piel. Se preguntaba cómo sería vivir su vida, dejar lo visual en un segundo o tercer plano y dejar que la kinestesia gobernara. ¿Sería muy difícil vivir en un cuerpo tan pesado? ¿Sería liberador dejar de usar cremas antiarrugas? ¿El pasto será mejor alimento? No tenía duda de que las peleas causarían catarsis y que pasar los días en algún rincón del África dejarían menor cantidad de residuos de estrés al caer la noche.

Y como en película de Pixar, las vio a lo lejos. Rayadas como si jamás se quitaran la pijama y comiendo, como si no existiera actividad más importante a su alrededor. Bajo la sombra, con el viento rozando su pelo, parecían regocijarse en un resort vacacional todo incluído como dos buenas amigas quienes dejaron a los maridos en el ajetreo de la ciudad.


Pronto se llenó de ternura ante una hermosa escena familiar. Papá, mamá y el pequeño bebé convivían juntos en actividades recreativas aptas para todas las edades... o eso parecía porque, al acercarse, se dio cuenta de que las letras de Darwin eran tan ciertas y reales como el hecho de necesitar oxígeno para vivir...




¡Bonita semana!


*Fotos: Zacango
**The Lion Sleeps Tonight -
The Lion King (Bway)

Friday, July 31, 2009

Kinder 8

En el coche camino a casa...

Tres: Siete no viene porque se fue al Planetario Luis Enrique Erro.
Mond: Así es. Oye, ¿qué fue a ver al planetario?
Tres: Pues un lugar en donde aprendes de los planetas.
Mond: Ah, muy bien.
Tres: Y del sol.
Mond: ¿El sol no es un planeta?
Tres: No, es una estrella... y también aprendes de los hoyos negros.
Mond: ¿Y ésos qué son?
Tres: Pues unos hoyos negros en el espacio...
Mond: ¡Oh!
Tres: ...en donde vive Dios...
Mond: ¡¿En serio?!
Tres: Sí, cuando no está en el cielo, está en un hoyo negro.
Mond: ¿El cielo y el espacio no son lo mismo?
Tres: ¡No! Mira, el cielo es azul con nubes blancas y el espacio es negro con estrellas y planetas.
Mond: ¡Ah ok! ¿Entonces el hoyo negro es como la casa de verano de Dios?
Tres: Ajá.
Mond: ¿Y qué hace Dios mientras está ahí?
Tres: Pues mira, como Dios ya está bien viejito, no hace casi nada... dormir.
Mond: ¿Dios está viejito?
Tres: Sí.
Mond: ¿Y por eso duerme en el hoyo negro?
Tres: Sí... ya no me acuerdo.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En el sillón de la sala...

Mond: Yo digo, que con esas pestañas, sales todas las noches a volar.
Matt: Tí.
Mond: ¿Y a dónde vas?
Matt: Allá (señalando hacia el cielo).
Mond: ¿Y vuelas por las nubes y las estrellas?
Matt: Tí... moon!
Mond: (Ojo Remi)

Monday, July 20, 2009

Treinta y cinco


Treinta y cinco siempre me parecieron muchos. Significaban esposo, tres hijos, un gato, un perro y el ir y venir por esta caótica ciudad.

Treinta y cinco, en mi caso, se definen de una manera muy distinta a lo que siempre imaginé (aprendí), son equivalentes a muchas cosas pero, sobretodo, a reconocimiento de identidad individual, en familia, en un país en el que siempre crecí y al que apenas empiezo a hacer mío.

Caminando por el zoológico hace unos días, inhalando el eucalipto hasta lo más profundo de mis pulmones, no era más que una niña devorando un lugar lleno de infancia, de colores, de enseñanzas a través de las arrugas de un rinoceronte, la pata de un tigre y la trompa de un elefante. Sí, esos treinta y cinco no han hecho más que enseñarme que la inocencia de un niño es la mejor maestra y a quien le debo mucho de lo que soy.

Enojada con un sistema educativo pobre y mediocre, entendí que mi crecimiento y aceptación como ciudadana no están únicamente en ese enojo despotricante de palabras altisonantes o en el 10 que saqué en Español cuando iba en secundaria, sino en mis propuestas, mis creaciones y en la defensa de los ideales que he hecho míos.

Treinta y cinco son millones de experiencias que se han ido almacenando en mi memoria (a la cual a veces maldigo) y las cuales me permiten ser quien soy, sentir como siento y pensar como pienso.

Y así se queda, incompleto y sin sentido, sin secuencia, así para seguir sintiendo, pensando, succionándolo todo... para seguir siendo quien soy.

*Foto: Mond
Toasting life
**Everyday - Buddy Holly

Friday, July 17, 2009

Tener y sentir

“Colors, like features, follow
the changes of the emotions.”
~ Pablo Picasso


Es viernes. Estoy de vacaciones y por fin me regalé unos minutos para escoger las fotos para el juego de 12 marcos que compré hace como tres meses. Parece que afuera hace calor y creo que mis plantas tienen un poco de sed.

Tengo una sensación extraña. Siento que mi corazón crece tanto que explotará en poco tiempo. Se siente bien aunque suene raro. Hace tiempo que no me sentía así. Es tan fácil y me gusta complicarlo todo. Quizás algún día entienda y aprenda a evitarlo. Ojalá.

Tengo un secreto. Hace mucho que no tenía uno que fuera sólo mío. Tendré que ser paciente. Pensar en él me hace sonreír. Tengo un cómplice, sólo uno, el mejor. Siento un cosquilleo en la barriga, como cuando se es niño.

Soy feliz.

*Foto: Mond
Colored mirror
**They live in you -
The Lion King Broadway

Sunday, July 12, 2009

Happy birthday Tres

♩Pero si me dan a elegir
entre todas las vidas yo escojo
la del pirata cojo con pata de palo,
con parche en el ojo, con cara de malo,
el viejo truhán, capitán de un barco
que tuviera por bandera
un par de tibias y una calavera.
~ Joaquín Sabina


"Entonces, sería un súper círculo, con piso arriba -en donde van las casas y edificios- y abajo tendría un pico, por donde sale fuego y con ese fuego sale volando hasta llegar al espacio..."

Y de la nada saca unas historias increíbles, habla de dragones de agua, de viento y de tierra, de coches azules, convertibles de 16 velocidades que le ganan a cualquier otro y que me invitará a compartir estas increíbles aventuras.

Es sagaz y dice que la escuela le aburre, que preferiría quedarse a jugar todo el día. Ya sabe sumar, restar y comienza a leer. Canta como ninguno y sus chistes son combinación de realidad con fantasía.

Me niega sus chinos sin saber que cada vez que lo hace me dice "te amo" y se trepa como chango para abrazarme y besarme...

"No, no voy a dejar de crecer, seré alto y grande y fuerte y nunca, nunca me dejaré crecer los chinos..."


*Fotos: Mond
-Tres-

Monday, July 06, 2009

Fairies & wishes...

Ubuntu: "Yo soy porque somos."

Llevo días buscando un hada, quizás un duende de ésos que viven en un hongo rojo con puntos blancos o, con suerte, un unicornio blanco que brille a la luz de la luna, ésa que hoy está llena.

¿Por qué? No lo sé con la certeza con la que me gustaría saberlo. Así soy. Creyente de la magia... los sueños... aunque -a veces- no sean míos.

¿Los deseos? Ésos ahí están...

1. Un tatuaje de fantasía en mi espalda baja.
2. Un atardecer sobre una colina.
3. Caminar bajo la lluvia y brincar en los charcos.
4. Un certificado de regalo para comprar ropa.
5. Un día lleno de fotos.
6. Un tornamesa para mis LPs.
7. Besos, muchos, muchísimos.
8. Un certificado de regalo para comprar zapatos.
9. Abrazos, también muchísimos.
10. Una gran planta para mi balcón.
11. Un poco de imaginación.
12. Un armazón de lentes nuevo.
13. "Te quieros", sí, también muchísimos.
14. Un horno-tostador.
15. Unas repisas de madera obscura.
16. Un baúl de madera obscura, no rústica.
17. Cuatro minutos bailando junto a él.
18. Velas y vino, quizás un poco de queso y uvas.
19. Tarjetas de colores hechas por niños.
20. Una nube para mi papalote.
21. Un rayo de sol en mi cama.
22. Un viaje a la playa.
23. El DVD (región 4) de Triunfo a la Vida.
24. Flores, muchas, muchísimas.
25. Marcos de madera obscura para mis fotos.
26. Una TV pantalla plana.
27. Visitar el zoológico de Zacango.
28. Patinar sobre hielo y no perder mis rodillas en el intento.
29. Un certificado de regalo de iTunes.
30. Que mi proyecto se haga realidad.
31. Una estrella.
32. Una noche cálida en mi balcón.
33. Viajar a lugares nuevos.
34. Los recuerdos que tienen mis hermanas sobre mi Má.
35. Vida, hilos de colores...

Uno por año... en 14...

Friday, July 03, 2009

Yo

No, en realidad no recuerdo cuál fue el primer concierto al que fui. Tampoco recuerdo la primera vez que me subí en un avión o cuántas veces he pensado en tatuarme una varita mágica en el tobillo izquierdo, de todos modos, no sé si algún día lo haré.

Me gusta lavarme los dientes con agua muy fría, desmaquillarme los ojos con cuidado y cubrirme de crema después del baño. No tomo café porque me hace daño y normalmente prefiero una bebida fría para comenzar el día. Me encantaría tener una casa en alguna playa cercana a un bosque y cubrirme con un gran suéter cuando salga a caminar.

A lo primero que le pongo atención en la mañana es al canto de los pajaritos y, desde que murió mi mamá, pienso en cómo vería ella el día si se asomara por la ventana. Algunas noches lleno mi casa de velas y me acompaño de música clásica mientras miro incansablemente a través del cristal.

Tuve aproximadamente treinta días para cerrar uno de los ciclos más intensos que he vivido y llevo más de 500 hilvanando hilos de colores. Le tengo miedo a la palabra "interesante" y al sonido de pasos alejándose. Lloro fácilmente al ver películas románticas y me enamoro irremediablemente de alguno de sus personajes.

Me hipnotizo cuando estoy aprendiendo algo y abogo por los sueños y la imaginación. Creo en los seres humanos pero no en sus incongruencias. En más de una ocasión he querido despojarme de mis recuerdos aún cuando éstos son mi tesoro...

No, tampoco recuerdo de qué color fue mi primer vestido o cuántas veces he dicho "te amo"... ¿Qué importa? Hoy, hoy lo dije.

Ex toto corde

Monday, June 29, 2009

Crepúsculo... Silencio... Noche...

“When twilight drops her curtain
down and pins it with a star..."




Me gusta el crepúsculo. Siento que es el día que bosteza y se prepara para merendar, leer un poco y luego irse a dormir. Sus colores cálidos son como la cobijita que se utiliza en las siestas en el sillón o cuando hace un poco de frío y ayuda a calentar los pies.

Cuando los colores se enfrían un poco, es como tomarse un vaso con agua fría, el último antes del té o el café que nos abraza para dormir. La luz tiene matices mágicos y permite que se cuelen una estrella o dos.

El negro de la noche trae un poco de silencio. Calma. Tiempo de reflexión y de sentarse a mirar sin realmente ver. Nos cubre lentamente y cierra nuestros ojos.

Me gusta quitarme el día de encima. Ponerlo en letras, palabras, frases. Me envuelvo en ropa de cama y mi respiración baja. Suspiro risas de niños, lápices, gomas y sacapuntas. Recorto las horas con tijeras artesanales y amaso los enojos y los ceños fruncidos.

Crepúsculo... Silencio... Noche... Tú.

*Foto: Mond
Over the river
**A whole new world

Friday, June 19, 2009

Veintiséis

You haven't seen a tree until
you've seen its shadow from the sky.
~Amelia Earhart


Volé. Me prestaron un ala, ésa que me hacía falta para despegar.
Era de noche y llovía un poco.
La ciudad se veía hermosa.
Llena de luces y esa calima deliciosa que no entorpece la vista y humedece la piel.
Volé alto, sí, pero no tan alto como para perderme en un espacio sin rumbo, no.
Podía ver coches y luces, azoteas, ventanas iluminadas y rincones nunca antes vistos.
A la gente camino a casa o, quizás, disfrutando de una noche cálida en una ciudad un tanto caótica rodeada de montañas y volcanes cubiertos de nubes.


Un abrazo, un beso, una sonrisa.
Queso, pan y vino.
Un poco de ti en mí.
Jeroglíficos egipcios y una casita azul.
Aromas nuevos, esencias conocidas y la suavidad de tus manos en mi espalda.
Vainilla y tabaco.
La noche colándose por la ventana.


Volé.

*Foto: Mond
Soaring the sky

Monday, June 08, 2009

Isolation

“The one happiness is to shut one's door
upon a little room, with a table before
one,
and to create; to create life
in
that isolation from life.” ~E.D.


Como quisiera vivir en una isla desierta. El mar rodeándola con montañas flanqueándola. Como quisiera sacar mis pensamientos de mi mente, de uno en uno, de dos en dos. Como quisiera abandonar la civilización y existir sólo para mí. Como quisiera poder despertar con el olor del rocío y dormir con la luz de la luna. Como quisiera inventar mis propias reglas y dejar atrás realidades incomprensibles. Como quisiera borrar lo aprendido y vivir de mis sueños. Como quisiera llenarme de lluvia y sentir las hojas de los árboles. Como quisiera ser intensa sin lastimar a nadie. Como quisiera poder amar sin restricciones ni condiciones. Como quisiera ser libre y no esconderme. Como quisiera escribir en la arena, la tierra o el viento. Como quisiera no saber y no conocer. Como quisiera no darme cuenta y ser inconsciente. Como quisiera...

*Foto: Mond
Isolation
Today, more than ever,
I feel like a freak.

Sunday, June 07, 2009

Electricity - Billy Elliot The Musical

Hoy es noche de luna llena... ¡y ganó el Tony!

"I can't really explain it,
I haven't got the words.
It's a feeling that you can't control
I suppose it's like forgetting, losing who you are,
and at the same time something makes you whole.
It's like that there's a music playing in your ear
and I'm listening, and I'm listening and then I disappear"
~Elton John


Entro y está iluminado, los asientos cubiertos de un rojo elegante, de ése que ya se ve poco. Me siento y "me olvido de mí, me abandono, me dejo ir". El director de orquesta levanta su batuta y empiezo a sentirme, "me siento completa, escucho la música en mi oído y desaparezco".

La historia me va envolviendo, las luces van cambiando y yo no puedo decidir qué estoy sintiendo. Lo escucho cantar y me habla. Es para mí y por mí. Su boca se mueve pero son sus brazos, sus piernas, su torzo, sus ojos quienes cuentan la historia. Cada músculo cuenta un secreto diferente, suda pasión y, con cada giro, salen chispas de electricidad.

Si estiro la mano lo puedo tocar. Lo escucho respirar. Sus pies no se detienen y su sonrisa lo dice todo. Se enoja y se asusta, se equivoca y llora. El coraje es fuego, el combustible que le da la libertad. Llena el escenario vacío con sólo un movimiento. Su voz se expande por el teatro y habla por mí, lo expresa todo con voz, mirada y kinestesia. Es libre... soy libre...

*Foto: Mond
Times Square NY, 2009
**Electricity - Billy Elliot

Monday, June 01, 2009

Volvemos

There is nothing pleasanter than
spading when the ground is
soft and damp.
~John Steinbeck

Veinticuatro de mayo del dos mil nueve. Amanece y estás conmigo, como siempre, como si nunca te hubieras ido. El aroma a café llena el espacio y sonrío. Me levanto y preparo el desayuno. El pan negro que acompaña sabe a ti. Las plantas de la casa florecen y reverdecen, creo que heredé tu toque mágico. Preparo mi bolso. Estoy lista.

El viaje es tranquilo. El cielo azul acompaña a las nubes blancas y grises. La carretera parece murmurar algo en tu idioma y el olor a asfalto comienza a desaparecer. Los edificios modernos se quedan atrás después de dos túneles que abren paso a uno de mis escenarios favoritos. Me siento llena de paz a pesar de la tristeza.

Das vuelta por un camino desconocido y alertas todos mis sentidos. Huele a bosque con un toque de polvo y las flores anaranjadas bailan al son del viento. Se escuchan el trinar de los pájaros y el rugir de los motores. Es una extraña combinación. Vamos cuesta arriba por un camino de tierra flanqueado por árboles viejos y sabios. El pasto crece sin orden aparente y los rayos del sol entran por el parabrisas. Abres la ventana un poco más. Dices conocer el lugar más no reconocerlo. Volvemos.

Nos detenemos y bajo. El aire roza mi piel no sólo en mi rostro. Inspiro y te siento conmigo. Comenzamos a caminar entre troncos y hojas de pino. Escalamos rocas llenas de recovecos de hadas y duendes. Un instante después me regalas el cielo, las nubes, el bosque y el pueblo. Todo junto a lo lejos como si lo pudiera tocar. Se detiene mi corazón y las lágrimas corren hacia dentro. Estás conmigo.

Bajamos un poco y subimos otro tanto. Se abre el camino y se inunda de flores pequeñas PRETTY FLOWERS. Procuro no pisarlas. Son perfectas. Mis ojos detectan un azul como el de tus ojos. Nuestras miradas se encuentran. De repente, huele a ti y todo se salpica de rosa. Sin querer encuentras una varita mágica y me la regalas. Me conoces bien. Las vías del tren nos llevan a ningún lugar. Las ovejas y sus cencerros suenan a tu patria. Volvemos.

El ritmo no cambia. Huele a leña quemada y el sabor de los hongos de la sopa se funde con el huitlacoche que me regalaste. La trucha se derrite en la boca junto con el queso y el chorizo verde. Los maderos y el barro saben a hogar. La cerveza se combina con el tabaco acomodando emociones y sensaciones. Respiro. Sonrío.

Bajamos un poco más. Los cascos de los caballos golpetean el suelo y mi boca se llena de dulce. Descubrimos colores y momentos. Me acompañas con sabor a chocolate, mango y mora azul. El sol quema mi cara. Volvemos.

Las lágrimas se escapan. Sonrío. Saben a ti.

Ex toto corde

*Fotos: With you...
Vivaldi - Spring in E - major
Op. 8 No. 1

Tuesday, May 19, 2009

Momentos

Parece que son las 6:00 p.m. El cielo nublado y la calle tranquila me recuerdan aquellos días lluviosos en NY. La piel de mis brazos no logra calentarse a pesar de la chamarra color vino que me abraza. Es una sensación extraña. Estoy cansada y muy contenta, aunque con miedos e incertidumbres.

Extraño. Mayo es un mes extraño. Tu recuerdo se concentra y a ratos puedo percibir tu olor. Me haces falta y sé que así será siempre. Me duele y sonrío. Es contradictorio. Hay una dualidad en mis sentimientos. Soy feliz, muy feliz. Me gustaría que pudieras verme. Aunque llore, me enoje, tenga miedo e incertidumbre, me siento llena... aunque no estés.

¿Qué más? Rutinas, espacios, movimiento. Tu presencia en mi esencia. Viajes al pasado y momentos entintados de futuro. Dolor, coraje, impotencia. Soledad y compañía. Explicaciones sin razón. Espejeos y el tic tac.

Tu mano en mi vientre. Emociones y sentimientos. Confianza y acompañamiento. Sueños, magia e ideas. Besos y rincones íntimos. Resignificaciones.

Tuesday, May 12, 2009

Chafirete

Empecé mis rondas hace 29 años. Era yo un chamaco de 16 y manejaba un vochito. Mi mamá me hacía unos cojines para que me viera más alto, ya ve, como soy traga-años, imagínese de chamaco, parecía de 14. Me ponía de esos lentes obscuros Ray Ban de mosca, ¿se acuerda? De ésos que estaban de moda. ¡Claro! Eran piratones, pero bueno, ni así se me quitaba la cara de mocoso.

¡Híjoles! ¡No sabe! Cuando me paraban los policías, los que iban en su moto, ¿se acuerda? Siempre me preguntaban cuántos años tenía y yo, pus les decía que ya iba a cumplir los 18, digo, pa' que no dijeran que les mentía diciéndoles que ya era mayor de edad. No, no, yo hasta eso no era tan mentiroso, aunque me echaba unas comedias que para qué le cuento, pos pa' que me dejaran trabajar. Fíjese, les decía a los polis, a los de Aragón, que mi papá se había ido, que nos había abandonado (si mi papá supiera) y que si yo no trabajaba y me llevaban al corralón, pus quién le iba a dar de comer a mi jefa y a mis hermanos, ellos seguros no, ¿o sí? Pus yo digo que ni se la creían ni nada, ya luego me los encontraba, les tocaba el claxon y los saludaba, ya hasta me decían que era yo "el de las comedias", ¿cómo ve?

Pero no se crea, salirme de Aragón si me daba miedo, como ya no eran mis rumbos, tanto así que hasta me ponía bien nervioso, sacaba el clutch así rápido y el vochito se ponía a saltar y pus llamaba más la atención y ya me paraban. Pero bueno, yo ya tenía bien ensayada la comedia, ¿no? Me cae que le habría hecho como actor porque no me ganaba la risa ni nada.

Una vez, imagínese, fui a Las Lomas y que me pierdo. Ya era de noche y yo sin poder salir a Reforma. Ya estaba bien asustado, hasta llorando, para qué le miento. En eso, que me distraigo y un Cutlass me pega bien duro. Le rasuró toda la parte delantera al carro. Pero bien buena onda el señor, yo le dije me distraje, ¿no? y él súper preocupado por mí, como estaba todo lloroso. Imagínese, le habló a su seguro -yo ni sabía qué era eso- y él pago todo, cuando había sido mi culpa... una bendición de señor, en serio.

Si supiera cuántas cosas he aprendido, cuánta gente, cuántas historias... Artistas, señores de negocios, políticos, delincuentes así famosos también.

Ya en un año, año y medio me retiro. Voy a empezar un negocio de tacos de carnes al carbón en 15 días. ¡Ay! Me encanta la cocina, por mi papá. Él tenía unas pulquerías de ésas en donde se sirven botanas con los tragos: moronga en salsa de jitomate, hígado encebollado... Sí, me va a ir muy bien con mi negocio, lo primero es hacerse de clientela.

Tengo un departamento, pero me cambio el año que entra, en febrero. Éste es de 3 recámaras, mis hijos ya están creciendo y no pueden seguir durmiendo juntos. Son niño y niña, bueno, jovencita, ya tiene 12 años, ya se imaginará que necesita su espacio... Sí, ya me voy a retirar, dejaré la manejada, dejaré de ser "chafirete" como me dijo alguna vez una señora de una colonia popular...

Sunday, May 03, 2009

Luna Ámbar

“There are times when silence
has the loudest voice” ~L.B.


La avenida se escucha sola, rápida, llena de rastros de luces rojas y blancas. El viento mueve las cortinas y tira los tres candelabros al suelo. El calor no permite que su piel tenga ni un momento de frescura. Huele a pasta de dientes con crema para la cara, la que suele ponerse en las noches. El vecino mira una película de acción y hay un grillo sentado en el balcón desde la noche anterior.

Una semana y dos días. El libro en turno se niega a concluir para que sigan siendo compañeros de casa. El trabajo es poco, lento. Silencio. Afuera el rojo detiene el vaivén de los autos por algunos segundos. La sirena de una patrulla lo irrumpe y todo vuelve a comenzar.

Silencio. Palabra que tiene eco especial en su tren de pensamiento. Se ha escuchado mucho de éste en los últimos días. Obligado y sin elección. Sin razón aparente y físicamente visible. Silencio. No deja de pensar. Comparte sensaciones e inquietudes y crea. Eso. Ahí está. No importa que no se escuche.

Cada día una letra, cada letra, una palabra, cada palabra, una imagen...

*Foto: Mond
(Editada por Egoardo)
Silencio rojo

Thursday, April 30, 2009

¡Alto!

Abro la puerta del edificio y el aire roza mi piel. Es un aire cálido que se mezcla con el perfecto azul del cielo y los rayos de un sol que me regala un abrazo delicioso. Enciendo el auto y suena una buena canción, no recuerdo bien cuál, no importa, me hizo sonreír.

Recorro las calles y veo algunos pájaros volando. El señor de los rehiletes no se ha dado por vencido y el de los globos sonríe a través de su cubrebocas. Los niños que van en los coches no han perdido el brillo en los ojos y las luces de los semáforos siguen siendo rojo, amarillo y verde.

Los árboles siguen bailando tomados de la mano del viento y vestidos de verde primavera. Las flores de las jacarandas se van despidiendo conforme permiten que pase el tiempo. No importa, volverán.

Es jueves y los gallos cantan a la distancia. Mientras una gota de agua se escapa del grifo, las cerdas de la escoba murmuran una bachata sabrosita. El reloj de pared parece que grita el tic tac y el motor de un coche se acerca para luego volverse a alejar.

El mes se despide bajo los rayos del sol. Las nubes blancas viajan sobre nosotros y los ladridos del perro me cuentan secretos. Hace calor y la mosca zumba cerca de mi oído...

Busco los momentos, lo demás, lo que continúa sucediendo a pesar de todo y de todos. Siento, respiro, vivo a través de los colores, de los olores, de la gente que me rodea. ¡Alto! Aquí estamos y estamos vivos.

Who better than me?

"One generation plants the trees;
another gets the shade."
~Chinese proverb



- ¡Mamiiii!
- Mande Tres.
- ¡¡Te quieroooo!!
- Yo también te quiero a ti.
...
...
...
...
- ¡Mamiiii!
- Mande.
- ¿Me limpias?
- ¡Oye! ¿Nada más me dices "te quiero" para que te limpie?
- Muaaa.

*Foto: Mond
(Editada por Egoardo)
Children forever
*Who better than me -
Tarzan

Thursday, April 16, 2009

Fusiones

Llueve. Es 11 de abril. Es NYC. Quedan sólo dos días.

Con botas de hule, impermeable prestado, paragüas en mano, se dirige hacia el sur. Al salir del metro sube a un autobús que la dejará a sólo tres cuadras del único destino planeado para ese día. Baja y camina. Ya no llueve con tanta fuerza.

Al llegar comienza una de las aventuras más increíbles de su vida. Entra a una sala un tanto obscura y misteriosa. De fondo se escucha "Help!" de "The Beatles". Las paredes están cubiertas con algo que asemeja ladrillos de acero con miles de nombres y fechas grabadas. De repente nota como el cuarto comienza a obscurecer por completo. Los nombres se empiezan a iluminar por bloques sin ningún orden: morado, azul, verde, blanco... izquierda, derecha, arriba, abajo. Elvis, U2, Metallica, Tina Turner, Madonna... La música se detiene y, al fondo, se abre una puerta.

Un cuarto de ladrillos y bancos de varios tamaños. En instantes, un espectáculo de música, imágenes, letras... Blues, rock 'n roll, historia, realidad, arte. Los ladrillos se transforman en espejos, al fondo, otra puerta.

En sus oídos el soundtrack de la historia de uno, de dos, de varios, de todos... la de ella en una noche de luna llena.

El recorrido se fusiona con el pavimento húmedo, el rojo, el verde y el amarillo. Camina hacia el este hasta que nota que llegó a la frontera con China. Las calles se inundan de voces ininteligibles y de un sinfín de sornisas. Entra. Pide su té de burbujas y lo acompaña de un pequeño pay de coco.

Al salir gira a la derecha y sin más llega a La Pequeña Italia. Las ventanas la invitan a pasar a un mundo de olores y sabores deliciosos. Elige dos, los que extraña. Sale y vuelve a girar a la derecha.

Baja acompañada de su música, la que le prestaron. Sube y la lluvia le ha dado el paso a los últimos rayos del sol del día. Éstos se fusionan con Venezuela y Japón, con palabras de amiga y tiempo para atesorar.

El regreso a casa es de luna llena.

Saturday, April 11, 2009

Encuentros cotidianos

Busca un lugar para sentarse. Al parecer hay uno entre el chico que escucha música y la señora que no deja de platicar con la amiga. Se escurre entre la gente que va de pie y se sienta moviendo las caderas de un lado al otro. Saca su libro verde, aquél que habla de resistencias o algo así. Deposita el teléfono celular en el bolsillo derecho de su saco, se acomoda las gafas y comienza a leer.

No han pasado dos segundos cuando se distrae con las cuatro jovencitas que están frente a él. Frunce el ceño, aprieta los labios, respira profundo y -como en tono reprobatorio- continúa con la lectura. Dos segundos después su mirada choca con la mía pero el peregrinar de un vagabundo lo canaliza a otro punto focal.

Sus ojos vuelven a tener contacto con el libro, más es obvio que ha perdido el interés por éste. Lo cierra. La gente parece llamar más su atención. Checa la hora y vuelve a mirarme. Tiene unos 60 años aproximadamente, sus ojos son azules, sus labios delgados. Tiene manos grandes y muy bien cuidadas. No ha perdido mucho cabello y las canas parecen ganar la batalla a la juventud.

El saco que porta parece viejo y cansado. Tiene parches en los codos y es de color café. No sé bien porqué pero no me llaman la atención los demás elementos de su atuendo. Me intriga él, su historia, su día a día.

Imagino que es casado o lo fue. Quizás tuvo uno o dos hijos quienes se fueron hace tiempo de casa. Parece que ya no trabaja tiempo completo, lee lo que nunca tuvo tiempo de leer y aprendió a usar el celular. Los martes en la mañana tiene clase de pintura y los jueves disfruta comprando fruta en el mercado. El regreso a casa le molesta si hay gente de más. Hoy va sentado.

Cada miércoles imparte una clase en la universidad que queda cerca de donde vive. Es profesor de literatura o ingeniería. Las caminatas vespertinas se han convertido en costumbre y la banca del parque es testigo de su gusto por las manzanas.

Llegamos a la estación y se baja del tren. No sé quién es ni lo sabré. Nuestras miradas se encuentran una vez más. Sonrío... sonríe.

Wednesday, April 08, 2009

Alimento

¿Cómo me vería si cambiara mi identidad exterior? ¿Cómo me sentiría? ¿Qué pasaría si llenara mi rostro de aretes y mi cuerpo de tatuajes? ¿O si me pintara el cabello de rubio platinado y usara ropa con estampado de leopardo? ¿Seguiría siendo yo?

Al caminar por NY, al subirme al metro, sentarme y observar a los demás me pregunto si soy quien soy porque así es como quiero ser. Ver tantas razas, tantas religiones, tantos seres humanos me intriga, me fascina, me apasiona.

Ayer en un taxi (al estilo Sex in the City) platicaba con el chofer que era dominicano *sigh* y él me decía que no parecía -ni me escuchaba- mexicana. Le conté un poco sobre mi ascendencia y fue entonces que entendió. Yo le explicaba que yo creía que era por eso que me gustaba mucho la gente, que disfrutaba "leyendo" el mundo y que las fronteras y los países -para mí- eran sólo un formalismo.

Hablamos de bachata y merengue, de judíos, católicos y musulmanes, del frío en abril y de las flores, del cariño de los dominicanos, de mis ojos verdes y del olor a mar y madera quemada, de un futuro prometedor para los países "en desarrollo" y del pasar del tiempo....

Monday, April 06, 2009

Bizarre

“Of course life is bizarre,
the more bizarre it gets,
the more interesting it is.
The only way to approach it
is to make yourself some
popcorn and enjoy the show.”

Es perfecta. Cada pétalo, su tallo, sus hojas, sus colores. No importa que sea rara, que sea diferente, que no esté acompañada. Es perfecta. Como todo en la naturaleza.

La rareza de una flor, la tormenta de lluvia que inunda calles y alcantarillas, el sol brillando sobre el cielo azul intenso o la combinación de todos los anteriores hacen de la vida un show que vale la pena vivir.

Entrar en la selva o atravesar el desierto y estar, al mismo tiempo, rodeada de flores exóticas hace que mi piel se humedezca, mi cabello se erice, mis ojos se llenen de colores y mis pensamientos salten de neurona en neurona. Pero lo que más me gusta, es sentirme, saberme, saborearme por dentro, voltearme y darme cuenta de quien soy ante semejante espectáculo de rarezas que comparten un mismo espacio... aunque diferente.

El camino de tierra se siente acolchonado al caminar, las pequeñas flores negras sugieren la piel de una oruga y los miles de listones de colores dan la bienvenida a los que apenas descubren el mundo... si es que alguien deja de descubrirlo en algún momento.

No sé ni quiero saber. Sólo quiero ver, sentir, oler, escuchar y saborearme todavía más. No importa si sabe a algo raro... diferente... creo que me gusta, creo que disfruto del show.

*Foto: Mond
Bizarre