Friday, January 30, 2009

Perspectivas


Es un viernes gris, frío y solitario. Creo que me gusta. No estoy segura. Mis pies -como siempre- están fríos y tengo un poco de hambre. No he comido bien, no he tenido apetito. Los dedos de mis manos también están fríos aunque he tratado de que estén en movimiento constante. El sol que entraba por la ventana de mi recámara se escondió tras las nubes. La cama, tendida desde temprano, se ve muy grande. No sé bien porqué. Quizás por las rayas del edredón. Mis vecinos no están y el edificio se siente como un gran castillo vacío y hueco. Se escucha el eco del teclear y de mi respiración. Tengo un poco de jaqueca y algo en mi garganta impide que mi saliva fluya normalmente. El viento mueve las hojas del árbol que se asoma por la sala. El libro del buró ha sido buena compañía y la tele extraña sentirse viva. La cortina está entreabierta. La mesa vacía. Los perros ladran y los coches hacen mucho ruido. Algo húmedo moja mi cara y cierro los ojos. Es un viernes gris, frío y solitario.

*Foto: Mond
Perspectivas
**Answer - Sarah McLachlan

Tuesday, January 27, 2009

Sangre del corazón

Escribir desde el corazón. Eso voy a hacer. Abrirlo y dejar correr todo lo que siento, lo que me pasa cuando me entrego, cuando soy, cuando sangro porque así decido hacerlo.

¿Sabes? Salen lágrimas de mis ojos sólo de recordarte. Son de esas lágrimas que limpian el alma, que sanan el daño hecho por circunstancias ajenas a mí, a tí, a nosotros y que -de alguna manera- me hacen sentir viva.

Apenas puedo tragar saliva. Llevo días igual. En mi pecho, algo presiona tan fuerte que me cuesta trabajo respirar. Sin embargo, cierro los ojos y ahí estás, así de fácil.

Cuando dices amorcito haces que me estremezca, cuando acaricias un escalofrío recorre mi cuerpo, cuando vas descubriendo lo que hay en ti, eso que no conocías, eso que tanta falta te hacía mi corazón se salta uno o dos latidos y sonrío.

Inclino mi cabeza para verte un poquito mejor. Me hinco o me siento en el piso para sentir lo que tú sientes. No logro leerte y no entiendo porqué. A veces pienso que me equivoqué, que no estoy en donde tengo que estar, que no hago lo que debo de hacer.

De un momento a otro, así, sin pensarlo, me buscas, me miras y -en tu silencio- me pides que me acerque, que esté junto a ti, que me vuelva parte de ti. Me escondo detrás de un mueble y me encuentran. Las risas llenan el momento y parece no faltar nada más.

Parece increíble, de todo lo que se puede elegir, prefiere la pluma, esa con la que se cuentan historias, con la que se hacen cambios de vida. Le pregunto de quién es y él, sabiéndolo desde su corazón dice: de mamá.

Te volteo a ver. No se necesitan las palabras. Tú también, desde tu corazón, te has convertido en mamá. Tu sueño se ha hecho realidad, tú lo has hecho realidad, pero -creo- que no es hasta ese momento que te das cuenta, que entiendes, que ese sueño es ahora un sueño de dos.

Como testigo del nacimiento de un amor incondicional, me faltan las letras, las palabras, el tiempo y el espacio para describir porqué mi corazón sangra. No, no está herido, está abierto y sangra porque eso es lo que hace el corazón para mantenernos con vida.

A ti, gracias por hacerme testigo de momento tan mágico.
A él, gracias por sus sonrisas, sus abrazos y su confianza en tan poco tiempo.
A los dos, los amo.


**Baby mine - Bette Midler

Saturday, January 17, 2009

Cuentacuentos y libros de bolsillo ©

"People did not wait until there was
writing
before they told
stories and sang songs."

-Albert Bates Lord


No recuerdo muy bien cuándo fue la primera vez que viajé a la luna. No sé bien si fue con Rompetacones o con Myltyl y Tyltyl mientras buscábamos el Pájaro Azul de la felicidad. Recuerdo a Un Ojito y Tres Ojitos siempre dándole lata a Dos Ojitos. No se me olvida el mundo de cristal que alguna vez recorrí de la mano de Miss Yoly en primero de primaria.

¿Tú te acuerdas?

Mundos fantásticos y llenos de magia, de colores o blanco y negro, siempre ahí, siempre diferentes. Montañas, lagos, ríos, uno que otro desierto con esfinges erguidas, conejos que roban lechugas y catorce osos en verano y en invierno. Una charla con Dalí y una vaca que sueña con volar; dinosaurios que dan las buenas noches y monstruos que buscan un jefe que los cuide y los proteja.

No importa si es en un barco pirata, un avión o en un coche parlanchín, volando en una nube que sonríe o simplemente caminando con un pañuelo atado a un palo, llegar aquí o allá es más fácil que suspirar. No importa cuándo, no importa dónde. ¿Vamos?


¡Te regalo un cuento!

*Foto: Mond
Coloreando Costa Rica
**Believe... there is magic in the stars -
Disney
***Gracias Blu por el nombre :)

Thursday, January 15, 2009

A special day

“I'd rather have a moment of wonderful
than a lifetime of nothing special.”


En días como éste, no sabía muy bien qué hacer. Le daban ganas de quedarse en cama una hora más, tomar el diario y beber un poco de café. Pero sabía que tenía que levantarse y cumplir con la rutina, esa que -en días como éste- no lograba tolerar. Se levantó e hizo caso del tiempo que marcaba el reloj. Cada hora, cada minuto y cada segundo los cumplió al pie de la letra. Aún así, su día carecía de algo... no sabía bien de qué.

Al llegar a casa dejó los papeles en la mesa, prendió la televisión y dejó que ésta fuera compañera por unos instantes, luego, sólo era ruido de fondo. Caminó a la cocina, a la recámara y después al baño. Se cambió la ropa, trató de borrar los rastros de un día pesado y volvió a la sala, pero no se sentó. Siguió dando vueltas buscando lo que no sabía que quería encontrar. No lo encontró.

Los minutos marcaban ya alguna hora perdida en la noche. Sólo quedaba irse a dormir, ya era tarde. Cual fue su sorpresa que, al estar en cama, apareció. Había encontrado aquéllo que estaba un poco perdido... escondido en algún rincón. Con los ojos cerrados y la fuerza centrífuga de sus deseos, los recuerdos empezaron a surgir. Ésos que permitieron que sonriera tantas veces, los que provocaron una que otra lágrima también al igual que los momentos de complicidad. Sabía lo que tenía que hacer. Mañana no sería como hoy... mañana sería un día especial.

*Foto: Mond
"Two-lips"
**Don't stop - Fleetwood Mac

Friday, January 09, 2009

Expresando

“Learn to speak what you feel,
and act what you speak.”
∼S.S.S.B.

Hablar nunca está de más. Lo que se expresa, es. No importa cómo o cuándo, siempre es y -una vez que es- no deja de ser. Una mirada, una caricia, un ceño fruncido o un montón de palabras sin sentido, son.

Aprendemos a no hablar, a no decir las cosas, a no expresar. Da miedo. Las cosas suceden y después, no nos atrevemos más.

En la escuela nos regañan, en la casa todavía no entiendes qué es lo que pasa, en el trabajo te pueden correr, en el amor salen corriendo en dirección contraria.

Sí, hablar tiene consecuencias... siempre.

"No maestra, yo considero que eso está mal."

"¿No creen que mejor le decimos lo que está pasando?"

"El problema es que a este chico le falta estimulación y aquí no la está recibiendo."

"Te amo."

Es mejor mentir y, en la mentira, también está el silencio.
"Blah, blah, blah, blah, blah..."

**Totally F***** - Spring Awakening
Post #333

Friday, January 02, 2009

Butterfly effect

“Students must have initiative;
they should not be mere imitators.
They must learn to think
and act for themselves--and be free.” ∼C.C.


"Tell the butterfly your wish:
it will be sure to deliver it to the great spirit" ∼E.B.

Esta foto, un regalo...
El fotógrafo, mi alumno... diez años después.
Hoy, mi maestro.

*Foto: "Egoardo"