Thursday, March 19, 2009

Blooming

Un cachito de jacaranda para ti, Nunu, que tanto las extrañas.
Otro cachito para ti, Blanche, con mucho cariño.
El otro para quien necesite un cachito de jacaranda...
...un poco de lluvia de jacarandas.

"Solamente el lenguaje

nos protege del espanto
de las cosas sin nombre."
~Toni Morrison

Desdibujar lo ya dibujado y encontrarse, una vez más, frente a un lienzo en blanco nos regala un sinfin de oportunidades. Sin embargo, el vacío -o lo que parece serlo- asusta.

Los silencios dicen mucho, pero las palabras jamás dejarán de ser palabras y de cumplir su función.

A pesar de la lágrima que cae, en cuanto comienzo a escuchar mi voz, algo extraño comienza a suceder. Algunos miedos de antaño abandonan mi cuerpo dejándo espacio para lo que sigue. ¿Quién dice que no se puede? Yo solía hacerlo.

Intento encontrar significado a cada instante vivido. El porqué de las cosas tiene que estar presente y suelo perderme lo que estoy sintiendo por estar metida en esta búsqueda que no tiene fin. Hoy no. Dejé de buscar.

Me siento cíclica. Siempre me he sentido así, como la Luna. A veces llena, a veces nueva. Como los árboles. A veces cambiante, a veces en flor.

Hoy crecí un poco más. Jugué a ser adulto acompañada de miradas, dudas y sonrisas. Me llené de mí y me sentí mujer. Hoy estoy en flor... como las jacarandas.

Ex toto corde

*Foto: Mond
Lluvia de Jacarandas
**Fading like a flower-
Roxette

Sunday, March 15, 2009

SSD

"Sunday, by the blue purple yellow red water,
on the green purple yellow red grass.
Let us pass through our perfect park,
pausing on a Sunday."


La mirada perdida no ayuda. La mente sigue en blanco y sigue siendo domingo. Las voces de afuera, indistinguibles, sólo confunden más. Trato y aún no logro descifrar qué pasa. Los pasos del departamento de arriba no son constantes y hacen que pierda el ritmo. Ese que acompaña mi visión del infinito.

Si cierro los ojos está pero si los abro se va, aunque sólo su imagen... la esencia, esa, esa no se va nunca. Huele a jabón de trastes recién lavados con y a tierra mojada que se cuela de la maceta que está en la mesa. El reloj marca las 8:18 p.m. y a los pocos segundos el último 8 se convierte en 9.

Todo se mueve. Nada está estático. Las nubes grises y amenazadoras, las hojas de los árboles al viento, el timbre del teléfono... las sombras en la pared.

Diez minutos y sigue siendo domingo...

*Foto: Mond
Coming through

Wednesday, March 11, 2009

Tres y llena

Three things cannot
be long hidden:
the sun,
the moon,
and the truth.”

~Buddha



Intentemos algo nuevo, algo del pasado, del futuro... de hoy.

Tomar el cuaderno a rayas, la pluma fuente y soltar ideas como si éstas quisieran escapar de mi cabeza. La tinta es gris, las hojas amarillentas, como si fueran viejas y, la pluma, roja.

Me gusta el rojo. Era el color favorito de ella en mí. Decía que me sentaba bien, que me veía bonita. Muchas de las fotos que guardaba me retratan con algo rojo. Creo que tenía razón. Así pasa, parece que siempre la tienen, aunque no sea del todo cierto.

Afuera se escucha un avión pasar, como aquel día, como las 2 ó 3 veces que les he prestado especial atención... de ahí salieron un ocaso, varios amaneceres y la luna llena más grande y brillante.

Me gusta como se desliza la pluma en el papel. El sonido que hace acariciando el papel, es como el viento cuando roza las velas de un barco a la deriva o cuando mece a una oruga verde colgada en su capullo.

Algo pasa y no sé qué escribir. Parece que el tiempo se detiene. Pienso en el minuto que se acaba y me pregunto si el que aún tiene vida es feliz.

Quisiera sonreír un poco más seguido, reír más por todo y por nada y acurrucarme en aquella mirada que me regalan los ojos niños.

Cierro los míos y veo un árbol. Es alto y viejo, sabio y lleno de experiencia, como el abuelo al que nunca conocí. Poco a poco se convierte en aquel pino vestido de blanco, rey del silencio y dueño de los diamantes más pequeños del mundo... aunque sea sólo por un instante.

Un suspiro me sorprende y afuera se ve un enorme árbol de mangos. Sus ramas fuertes llenas de hojas son sombra de aquel grupo de niños que la escuchan contar cuentos.

El naranjo, el limonero y el durazno inundan de flores el beso robado rodeado de olor a trueno. Sin embargo, es aquel que se ve a lo lejos, sobre las colinas, quien será testigo de sus últimas emociones, esas, las que siempre fueron intensas, las que a veces se disfrazaban de sal o pimienta. Es el roble quien la cubre, quien la protege, la cuida... quien la verá morir algún día.

Despierto porque mi oído izquierdo escucha un pájaro trinar. El cielo está azul estrella fugaz y la luna cien por ciento llena. Las letras muestran un camino largo sin recorrer y mil palabras por descubrir... quizás millones.

Es 11 de marzo de 2009.
Bis zu den Sternen - 3 años.
Hoy es luna llena... llena y plena.


*Foto: Life path
**Serenade -
A Secret Garden

"Al primer amor se le quiere más,
a los otros, se les quiere mejor."
~Antoine de Saint-Exupery

Monday, March 02, 2009

Simple y sencillo

Sólo necesito un árbol,
una silla o un banquito y
personas que quieran viajar
a mundos increíbles.


Eso es. Regresar a las cosas más sencillas. Una mirada, un abrazo que casi no te deja respirar, un beso robado como el de aquel viernes, ¿te acuerdas? Una pequeña sonrisa que se convierta en carcajada o, simplemente en risa nerviosa. Correr para saltar el agua de algún aspersor o ver las gotas salpicadas en tu piel. Sentarse en el pasto y sentir los rayos del sol acariciándonos o pasar el día en el sillón viendo películas de antaño.

Lo sencillo, lo simple, lo que sabe delicioso y lo que huele a ti. El lila de las jacarandas o el rojo de aquella flor que espiaba a todo aquel que pasara por el jardín, su jardín. La hormiga que no era hormiga y la copa de vino iluminada por la luz de aquellas velas... lo simple, lo sencillo.

*Foto: Mond
By herself
**Whispering -
Spring Awakening