Friday, December 31, 2010

Veinte once

“A new year is unfolding –
like a blossom with
petals curled tightly
concealing the beauty within.”



Hay, por ahí, en algún rincón, un cachito de la nostalgia del dos mil diez. Ésa que te hace pensar y sentir, que te hace reflexionar siempre que un año termina.

Celebraciones, pleitos, proyectos nuevos y un perro. El caminar cada mañana con frío, lluvia o calor. Una casa que se reacomoda y mi paso constante y temeroso.

Hay, por ahí, papeles y fotos de lo que fue, de lo que es y será en mis recuerdos. Un beso, una caricia, un abrazo y una mirada silenciosa.

Me busco a través de mis sueños, de mis ideas y proyectos. Salgo bajo la lluvia, me mojo y sigo pensando que hay cosas importantes que cambiar.

México bi/centenario agoniza y -aún así- veo una curita en lo que hago. El alivio al dolor y el alcohol que limpiará la sangre. Sí. Creo en lo que hago y en que el cambio está aquí.

Aprendí de política y religión sólo para confundirme un poco más. Inventé un verano lleno de ingennio y volé cometas azules.

Me descubrí en lo que quiero ser y en lo que puedo ser. Salté desde arriba. Caí. Me pegué. Dolió. Me separo de mí misma para entenderme. Trato de caminar hacia delante.

Miedo a los finales, a lo que es, a la seguridad de lo conocido. Incongruencia.

Deseos que siempre existirán aún cuando no se concreticen. Extraño Nueva York. México, un reto.

Las ideas no se logran acomodar. Sólo son lluvia que cae en todas direcciones. La puerta abierta y tú entrando. Siempre. A lo lejos el viento que me hace navegar con bandera pirata. A veces sin rumbo esperando encontrar un puerto seguro.

Se va el tercer año sin ti. Casi cuatro y tu ausencia me enseña cada día que estás presente. Te extraño.

Hoy el cielo está azul, el sol entinta las nubes de rosa, anaranjado y ámbar. Hace un poco de frío y huele a ti. Es viernes y en la cama intento prolongar el tiempo, estirarlo un poco como lo hacía Dalí. Ojalá se pudiera.

Hoy, aquí estoy. Con mis letras. Conmigo.

Foto: Girando
Siempre

Tuesday, December 28, 2010

Momente

Se me cierran los ojos poco a poco, mientras escucho tu voz a lo lejos en la misma habitación. Respiro. Respiras. Siento tu pecho en mi espalda. Comienzo a soñar. Ahí estás. Sonrío.

Monday, December 27, 2010

Martillazos

"The whole difference between construction
and creation is exactly this: that a thing
constructed can only be loved after it is
constructed; but a thing
created is loved before it exists.
"
-Charles Dickens

Busco a mi alrededor y no encuentro nada. Hace frío y los martillazos de la construcción vecina desacomodan cada idea y éstas parecen tener pereza para reacomodarse. ¿Y si las dejo desacomodadas? Quizás así fluyan otras o las mismas pero de manera distinta. ¿Ya mencioné el frío? ¿El olor a pino? ¿El sol reflejado en la pared blanca del edificio de enfrente?

La cama tendida y el perro dormido. La mesa llena de papeles que prometen un día activo. ¿Y las ideas? La ropa por doblar y el tren por pasar. Sólo cuatro días. El cielo azul tras un manto café y el polvo que se cuela por cada rendija y no hay nada que hacer.

Hoy me siento espectadora y de ésas que no se mueven, no dicen, no piensan. ¿Para qué? Todo se mueve y yo extraño. El silencio de la nieve al caer. El frío en mi nariz al caminar. El brillo del sol que no calienta. Extraño. Muy extraño.

Graves. Agudos. Rápidos. Lentos. Lo que más hace ruido en mi mente son esos martillazos que desacomodan ideas, imaginación... sueños. Sólo cuatro días.

Thursday, December 23, 2010

No matter what

A mi familia: Pa, BK, C, Siete, Tres, Helga, Miriam, Miry, Syl, O, Frank, Char, the boys y B.

“The best of all gifts
around any Christmas tree:
the presence of a happy family
all wrapped up in each other.”


¿Te acuerdas de nuestro arbolito? ¿Te acuerdas que los duendes de Santa solían ponerlo el 23 en la noche para que nosotras lo encontraramos ya listo el 24? ¿Te acuerdas cuando te pregunté qué significaba cada una de las cosas que cuelgan de él?

Contestaste:

El árbol representa la vida.
Las esferas el fruto de esa vida.
Las velas y las luces, las estrellas del cielo y el calor de hogar.
Los chocolates envueltos en ese papel blanco especial, la nieve y el manto.
La escarcha representa el hielo.

Después dijiste:

Acuérdate, hija, que cuando entra el invierno, los árboles duermen, casi todos, menos el pino. Celebrar el cambio de estación, ver lo que sucede con estos cambios, adaptarnos a ellos.

Concluiste:

Me gusta más ahora que lo ponemos entre todos. Me gusta vernos juntos, sentirnos juntos. Me gusta porque sé que somos una familia, no matter what...

Wednesday, December 22, 2010

¿Existirá?

"Absence sharpens love,
presence strengthens it."
-Benjamin Franklin

No sé bien porqué, pero siempre que paso por ahí imagino que está abandonada. Siempre sucia, con las hojas de otoño molidas aún en su jardín. Si me lo permito, a veces puedo ver a una señora sentada en una de las sillas del portón. Viendo la vida pasar. Cuando vuelvo a voltear la cabeza para saludarla, ya se ha ido. Silenciosa. Sigilosa.

La imagen religiosa que protege el zaguán se ve un tanto solitaria. La resbaladilla y los columpios del jardín tienen más años que cualquier niño a punto de convertirse en adolescente. A ella aún la puedo percibir. Quizás desde la ventana o, simplemente, desde algún lugar escondido que yo no podré descubrir jamás.

No sé bien porqué, pero siempre que paso por ahí me recorre un escalofrío y no puedo evitar voltear. La veo, pero no está. La siento, pero se ha ido. Ella.

Tuesday, December 21, 2010

Eclipse

...y entonces la luna se eclipsó totalmente...

...otra vez...

...todavía...

Thursday, November 25, 2010

La señora y Hitler

“I travel not to go anywhere, but to go.
I travel for travel's sake.
The great affair is to move.” ∼R.L.S.


Distancia. Que palabra tan extraña. Un significado efímero. Se va conforme llega el futuro. El avión que vuela a lo lejos dejando atrás sólo una estela de humo. El repicar de las campanas que se escuchan como si las pudieras tocar. El viaje en auto con curvas, árboles y el azul del cielo. La señora acompañada de Hitler y la nieve de camarón con pulpo. Surrealista. Mexicano.

Amarillos. Anaranjados. El click de la cámara. Tú y yo.

Foto: Es mía
Dolores Hidalgo, Gto.

Saturday, October 23, 2010

Spazieren gehen

"Everywhere is walking distance
if you have the time."
~Steven Wright


Quizás lo importante sea cambiar, como los árboles en cada estación. Quizás es moverse y no quedarse estático. Crujir como las hojas secas o cubrir de blanco el paisaje. A lo mejor ser viento que haga caer el naranja y el amarillo o ardilla que recoge sus nueces al por mayor.

Quizás lo importante sea cerrar los ojos y llenarse de nostalgia, humedecer la cara con lágrimas de antaño para sentir que estás cerca. Quizás el olor a frío o los hongos del camino me permitan encontrarte en algún rincón de tu tierra.

Quizás sólo se trate de ver hacia adentro y, ahí, abrazarte.

100% full

Ich liebe dich

*Foto: Tench
Spazieren gehen

Monday, October 04, 2010

Ducks

“Be like a duck.
Calm on the surface,
but always paddling
like the dickens underneath.”
-Michael Caine


Gracias Ma.
Gracias Syl.

*Foto: Mond
Ducks

Monday, September 06, 2010

Cuatro cuatro cinco


Se cierra la puerta. Tras ella, un clickclack sobre la duela. La lengua de fuera y las gotas de agua que caen de su boca.

La ventana abierta. El chipichipi de la lluvia mientras el tictac del reloj sigue marcando los segundos. Hace frío.

Sobre la mesa los restos de jugo y olor a tabaco. El taptap en el teclado y el suishsuash de las llantas de los coches al pasar sobre el pavimiento. Tiene hambre.

Abre y cierra. Inahala y exhala. Te piensa y sonríe.

¿Cómplices?

Una vez más...

*Foto: Mond
*Mond

Wednesday, September 01, 2010

Silencio y luna

Me asomo.
Me sigo asomando y
sigo encontrando.
Encontrándote.
Aquí.
En mi silencio.



Cierro los ojos y quiero dejar de pensar. Ese dolor que me aqueja, el helicóptero que pasa. Me estás sonriendo del otro lado de la pantalla y afuera está a punto de llover. Me acuerdo del papel de colores que está guardado junto a las fotos y trato de dejar de escuchar el martilleo lejano.

Tu mano en mi vientre. Estás. Te encontré. Te quiero.

*Foto: Mond
Silencio y luna

Monday, August 23, 2010

No fue


Caminaba lentamente. Succionaba el viento húmedo y cálido mientras los colores de cada instante se amalgamaban en sus ojos.

Sintió su presencia a lo lejos. A sus espaldas. No volteó hasta que él la tomó por el hombro, la hizo girar y la abrazó profundamente. Ella enredó sus brazos en su cuello y se intoxicó de el, de lo que era, de lo que imaginó podría ser.

Por horas caminaron tomados de la mano. Él buscaba su brazo, sus ojos verdes, las caricias de su cabello. Ella -nerviosa- sólo reía sin saber qué o cómo pensar.

¿Quién iba a pensarlo? Lo que imaginó, no fue. Nunca lo es...

*Foto: Mond
Witness

100% llena

Wednesday, August 18, 2010

In the rain

A rose must remain with the sun
and the rain or its lovely promise
won't come true. ∼Ray Evans



Nada más delicioso que caminar bajo la lluvia, dejar que te moje y olvidarte de todo lo demás...

*Foto: Mond
Jack

Sunday, August 15, 2010

Sin sociedad

Otro domingo más. Caminar en el silencio, antes de que el bullicio nos invada, ése, el de la avenida de enfrente. Caminamos hacia atrás. En vez de virar a la izquierda, lo hacemos a la derecha. Nos movemos. Hay tan pocos coches que parece irreal decir que vivimos aquí. Es un mundo fantástico. Eso. Los semáforos nos dan el paso. Las líneas blancas en el pavimiento guían el camino siempre incierto. ¿Derecha? ¿Izquierda? ¡Qué importa!

Vamos a la par. No hay prisa y lo sabes. No llovió y el aroma a eucalipto se esconde hacia adentro. Diestra. Zurda. Las alfombras verdes te hacen feliz. El sol se cuela, ¿lo ves? Yo lo puedo sentir. Es delicioso.

No has encontrado la pausa necesaria. Quieres subir corriendo por ese cable de luz. Me recuerdas a mí, siempre queriendo llegar más allá. No hay casualidades. Así es. Dos, quizás tres, son los que pasan y nos voltean a ver. Descubrimos -juntos- un mundo de elfos y hadas, flores anaranjadas y los árboles en verde. Todo en verde. No nos detenemos, apenas por instantes, a seguir explorando. Regresamos después de algunos minutos al sol. Caminamos sin prisa, es domingo.

Me olvido de mí. Camino. La distancia no importa. Imagino algún mundo alterno, algo propio, quizás robado. Mis pies en ritmo, como cuando era pequeña. Ausente. Sin etiquetas, sin sociedad.

*Fotos: Mond
Sunday discoveries

Thursday, August 12, 2010

Cine con un poco de ron


Es como cuando cambian de color. Del blanco al negro conforme se comen al verde. No paran. Se envuelven en sí mismas para descansar y, poco después, se desplegan y vuelan. Así es. No sé bien si es blanco o como verde o, simplemente, estoy envuelta en mí misma y no veo -aún- las cosas desde arriba.

Quiero cine con un poco de ron. Hielo. Que me regales una canción y dos instantes más. ¿Y si como morado o azul? ¿Si sueño con cometas y estrellas?

Café con crema. Pan dulce con sabor a tabaco. Las gotas salpicando y mis pies mojándose en cada charco que me haces pisar. El pasto es testigo de la vida en miniatura y las hormigas exploran montañas y flores desde abajo. Tu barba.

Cine, sin ron. Así. Solito.

*Foto: Mond
*Libre

Monday, August 02, 2010

I believe... I really do

Me gusta cerrar los ojos y sentir, escuchar, oler... Me gusta saber que estoy, que estás.
El cansancio me cobija y despertarme se ha convertido en algo rutinario, aún cuando quisiera seguir soñando.
Su calor en mi vientre o sus saltos al alcanzar la pelota.
La distancia no importa, no cuando la casa está llena de ti.
Se siguen haciendo realidad, sigo creyendo, me gusta creer.

Las ideas vienen, se van, se quedan.
Hoy me doy cuenta de lo mucho que disfruto ser yo, mi edad, mi tiempo, mi espacio.
La extraño, mucho. Su azul, sus manos, su comida casera.

¿Qué importa si tiene sentido o no?

Tuesday, July 20, 2010

Treinta y seis

Dice B que hay un deseo que pide siempre que pasa un tren.

Yo pido un deseo cada vez que me despierto.
Cada vez que veo la luna.
Cada vez que pienso en mi Ma.
O que me dan un beso.

Así soy.
Soñadora Mond.

A mis 36 así soy.

Dos sueños.
Eso me regalaron hoy.
Cumplidos.

Gracias.
Muchas.
Los quiero.
A los dos.

Wednesday, July 14, 2010

Desequilibrio

No entiendo y, quizás nunca lo haga, por qué no puede haber un equilibrio. Las mañanas son sensacionales, me llevan a lugares mágicos y -aunque agotada- las satisfacciones crecen con el pasar de los días.

Llegan las tardes y el estrés me cubre como una pequeña nube negra sobre mí. Discusiones, desacuerdos, malos entendidos. No entiendo porqué. Es julio y algo pasa.

6 para 36

Tuesday, July 13, 2010

Siempre

Sostener mi abdomen mientras río hasta causarme dolor y no sentir los pies debido al trajín. El ruido de la avenida y del antro de enfrente; el perro en su cama y los grillos cantando en el balcón.

Esto vivo en más sensaciones que palabras. Dicen que las palabras son mágicas, que invocan aquello que no se ve y no se toca, que traen a nuestros mundos lo que no existe, lo que ha cesado de existir.

Te pienso Ma. Mucho. Si me vieras corriendo de un lado al otro. Creciendo y riéndo. Te imagino regañándome por no organizarme mejor, por siquiera considerar en darme por vencida antes del comienzo. También sé que ayudarías incondicionalmente, acomodarías, limpiarías, coserías y hasta lavarías. Lo que fuera necesario.

Los veo a ellos. Creciendo y aprendiendo a vivir. Paciencia, energía, ganas y límites. A veces me pregunto para qué si hay un mundo en donde no existen las fronteras.

Vengo y voy. Pienso, siento. Mi existencia como presencia, como esencia... al azar.

¿Qué más? No sé. ¿Volar? ¿Soñar? ¿Ser Mond?
SIEMPRE.

7 para 36

Monday, July 12, 2010

Fluir

No puedo entender porqué salen. Así me pasa a veces. Se escapan y no hay manera de detenerlas. Corren hacia abajo y llegan a mi boca. Su sabor a sal, el dolor que provocan en garganta y pecho. No. No estoy triste. Es sólo un momento de lágrimas.

Todo fluye, incluyéndolas a ellas.

Sunday, July 11, 2010

Me acuerdo de mí

¿Será igual en domingo? Las calles y las banquetas mojadas, el olor a pasto -a tierra- mojada, el pino y el eucalipto. Hay lodo y las hojas secas ahora yacen adheridas sobre el cemento. Pasan pocos coches y los motores se alejan rápidamente. De vez en vez cae una gota, ésa que quedó rezagada en algún árbol o algún tejado.

Pienso en mí. En lo poco que lo he hecho. En la luna y sus cíclos. En lo mucho que disfruto el olor de bosque en la ciudad. Una cuadra más. Quiero caminar más y sentirme más. Pasan ellos que ruedan y ellos que corren.

No me detengo. Decido caminar un poco más y sentir mis músculos tensarse. Mi piel comienza a enrojecer por el movimiento constante y mi corazón a acelerarse. Los "buenos días" en el puesto de revistas me regalan la consciencia de mí, de pertenencia a este mi vecindario.

Los pisos de mármol y los ladrillos rojos se fusionan en mi mente. Se crean construcciones nuevas e imagino un collage de materiales. Pienso en mañana y en la aventura, en mi idea y en cómo será cuando se vuelva tangible.

Camino un poco más, ¿por qué no? Un avión sobrevuela mi cabeza lejana de la realidad y cercana a mí. Huele a cemento mojado. Construyen.

Es hora de volver. Repito algunos pasos hasta que cruzo a la acera de enfrente. Ésa que por momentos es un poco más angosta. En poco tiempo se ensancha y me presenta aquel círculo de pinos boscosos. Pienso en "El extraño mundo de Jack" y me río. Él voltea a verme sin entender el porqué.

Sigo. En pocos pasos llegaré a mi camellón favorito. La lluvia lo peina cada noche y éste reverdece como si fuera primavera todos los días. Me detengo tan sólo unos instantes.

Falta poco y no estoy segura de querer volver. Me siento cansada. Sesenta y menos minutos han pasado. El sol comenzó a colarse por la copa de los árboles y la gente ha decidido salir. Mi silencio ha sido mi compañero al igual que él.

Se comienzan a perder los sonidos de domingo por la mañana. Dos estornudos después, entro.

*Fotos: Mond
Sunday morning

9 para 36

Monday, June 28, 2010

Escuchando


No sabía qué pasaría. ¿Por qué habría de saberlo? Nadie sabe qué pasará, ¿o sí? Comenzó la semana llena de expectativas y con muchas dudas. ¿No es así como se debe iniciar una semana?

El domingo entendió que la gente no sabe estar en silencio. Escuchar parece ser algo que se perdió hace ya varias generaciones. Las notas musicales que ella lograba ver con tanta claridad, eran interrumpidas en sus oídos por la plática de la muchacha sentada detrás que decía estar aburrida.

Los timbales eran el instrumento favorito de mamá. Grandes, con un sonido importantísimo para el resto de la orquesta. Para ella, similares al llamado de la tribu, al calor del hogar y a la cercanía. El piano su instrumento favorito desde pequeña. Tan grande y tan elegante. Capaz de cambiar de emoción con tan sólo acariciarlo. Brillante, con voz y lleno de sentimientos.

De repente, su mano entrelazándose con la de ella. Su olor alrededor y el Bolero de Ravel llenando cada hueco, cada espacio aparentemente vacío.

Los lunes eran eso. Incertidumbre, expectativas, dudas. Los días anteriores, un manojo de recuerdos y momentos de ella y para ella. Ya existían. ¿Lo demás? Aún no.

*Foto: Mond
Solitudes

Thursday, June 24, 2010

Like a shooting star!


I can show you the world
Shining, shimmering, splendid

Tell me, princess, now when did

You last let your heart decide?


Hay días así, en los que parece que todo es nuevo, todo brilla y todo está bien. El agua de la alberca está perfecta y se siente correr a cada brazada. Las amigas están, ríen y comparten un poco de sus vidas y en el trabajo todo parece fluir sin problemas.

I can open your eyes
Take you wonder by wonder
Over, sideways and under
On a magic carpet ride

A veces, una mirada, una sonrisa, una caricia, su voz o su silencio, muestran perspectivas distintas de vida. Me doy cuenta que los instantes inundan el día y, de repente, surge la magia, la fantasía, los sueños...

A whole new world
A new fantastic point of view

No one to tell us no

Or where to go

Or say we're only dreaming


Crecí. O volví a ser niña y es por eso que disfruto más de la vida, de mi vida. La complicidad y las alianzas las elijo yo y yo soy quien decidé qué sí, qué no y qué tal vez.

A whole new world
A dazzling place I never knew
But when I'm way up here
It's crystal clear
That now I'm in a whole new world with you
Now I'm in a whole new world with you

Veo las cosas desde arriba, desde abajo y desde mis propios ojos. Dejo ir lo que no es mío y recojo lo que alguna vez tiré. Creo. Sueño. Imagino.

Unbelievable sights
Indescribable feeling

Soaring, tumbling, freewheeling

Through an endless diamond sky


Escenarios de vida que se iluminan o que se obscurecen. Yo soy quien decide. Los colores, los vestuarios, el día o la noche, el negro, el blanco o el rojo... quizás el azul.

A whole new world
Don't you dare close your eyes
A hundred thousand things to see
Hold your breath - it gets better
I'm like a shooting star
I've come so far
I can't go back to where I used to be

Los caminos recorridos me forjan, me construyen. La gente, los árboles, el grillo de mi ventana. La lluvia que chispea o la tormenta que grita. El perro, el gato y la ardilla del parque. Cada niño enseñándome su mundo y mis enojos contigo, con ellos y conmigo. No importa. Sigo.

A whole new world
Every turn a surprise

With new horizons to pursue

Every moment red-letter

I'll chase them anywhere

There's time to spare
Let me share this whole new world with you


Me sorprendo de lo que sucede, lo que me sucede. Tu mano en la mía, mi distancia y la idea de aquel plan edificándose frente a mí. Aún no lo creo y sonrío. Me gusta no creerlo todavía.

A whole new world
That's where we'll be

A thrilling chase

A wondrous place
For you and me

*Foto: Mond
Skying

Monday, June 14, 2010

Yo no

Los dragones verdes son agresivos,
pero no tanto como los negros,
ésos son los más feroces.
Algunos, como los rojos, no atacan a las personas...
Yo no soy un angelito,
¿qué no ves mis cuernos?
Aunque no sirven para nada,
no son como los del toro, que sirven para atacar...

No, así no se hacen las cosas. La novia va de rosa, al novio ni lo hagas, ¿para qué? Ponle flores, pero que no sean del mismo rosa del vestido, ándale, ése un poco más fuerte se ve bonito. No se te olviden las chapitas ni los labios. ¡No, rojos no! Rosas también.

¿Y si vemos los demás colores? ¿Y si hacemos un hombre? ¿Si abrimos más puertas, más ventanas, más posibilidades? Un par de corazones morados, la falda verde y el collar azul turquesa. El hombre parecido al de aquella película que tanto te gusta y una bolsa de piel de leopardo para que haga juego con el vestido negro, largo y los tacones.

Es que a mí me gusta el rosa, los hombres me caen muy mal y el negro ni siquiera es un color.

A mí sí me gustan todos los colores, incluido el rosa, me caen bien los hombres -con sus debidas excepciones- y el negro me parece sencillo y elegante. Pero esa soy yo y ella es ella. Tiene muy claro lo que le gusta y lo que no le gusta... apenas tiene 7 años, aunque ella diga que ya casi cumple 8 (en 10 meses).

Esa claridad me gustaría tener en varios aspectos de mi vida. Sin dudas, sin manchas. Mañana quizás le guste el negro, el rojo o el morado... los hombres; hoy, hoy lo tiene muy claro. Yo no.

*Foto: Mond
Mientras espero

Sunday, June 06, 2010

428

“Perhaps our eyes need to be washed
by our tears once in a while,
so that we can see life with a
clearer view again.” -Alex Tan


Parece que todo me hace llorar, el programa de la tele, el post que acabo de leer, la tranquilidad en la avenida de enfrente y los días pasados en los que descubro y redescubro mi vida a través de los ojos de los demás.

Me enojo o sonrío, me peleo con el polvo que entra por los ventarrones de cada atardecer y disfruto de mi sillón café como hace tiempo no lo hacía.

Las fotos, los recuerdos, los sueños y los deseos. Exploro posibilidades totalmente nuevas que me enseñan y me encaminan, me llevan a nosédonde.

Suspiro conscientemente y se escapa otra lágrima...

*Foto: MondAdd Image

Saturday, May 22, 2010

Inevitable

"Eventually, time always runs out."
-Dear John


Creo que ahora entiendo porqué. En realidad no hay nada que creer. Todo es, todo fluye. Me subo al avión y busco un pretexto para no aburrirme en el espacio, en el tiempo que dura cambiar de un mundo a otro. Pienso en mí y en mi vida pasada. Es inevitable. El reencuentro. Es inevitable.

Me gusta la soledad. Mucho. Me gusta rodearme de gente y observar las historias en mi cabeza que invento de cada persona. Estoy sola. Fotografiarlas me inquieta no sé bien porqué. No importa. Disfruto mi compañía, la plática y los silencios que son aliados de las palabras. El sonido de la cámara al disparar, al capturar la imagen, al encerrarla para ilustrar... para ilustrarme.

Todos dicen algo, me cuentan un secreto y no lo saben. Me explican que necesito la certeza de saber que estás, que no te irás, que el tiempo no se detiene, que la distancia es traicionera pero el espacio, el espacio es estrategia.

Huele a hierba mojada con una pizca de sol. Las bombas rojas forman un corazón en compañía del viento y las estrellas brillan en forma de nota musical. Su mano tocando vida, sus rizos jugando al saltar y la pluma corriendo libre sobre la hoja de papel.

Vestidos al vuelo, el carrusel en su viaje interminable. ¿Y yo? Yo sólo un ser que observa, que siente a través de los demás, a través de un segundo tras otro. Yo, yo sólo escucho, me empapo, distingo colores y el sabor a limón que se derrite en mi boca me ayuda a pasar saliva.

Aquí son. Todos. No importa qué, no importa quién. Aquí, soy.

*Foto: Mond
**By myself, always always

Wednesday, May 19, 2010

Cosas tribales

=La iniciación=

Levantarse y mirar por la ventana. Sentir que estoy en la selva y saber que toca apurarse aunque lo que más quiero es quedarme y seguir durmiendo... eso es lo que creo.

Cuatro horas de viaje por la libre en compañía de mentes tan caóticas como la mía no es más que un simple placer... si es que los placeres son simples.

Hay personas con las que, así, sólo así, se hace click. No somos iguales y sabemos muy pocos unos de otros, pero hay algo que es y no se necesita más.


=La tribu=

De vez en vez me doy cuenta de cómo cuchichean a mi favor. Es como si estuvieran tomando la decisión de aceptarme o no en su tribu. Los veo sonreír y sonrío como un reflejo. Estoy nerviosa.

El sentido de pertenencia es real, no sólo algo dentro de mi cabeza, se logra percibir en cada comentario, en cada momento de atención constante y recíproca, en los comentarios en voz baja. Me escuchan.

Comienza a sonar "El Rey León - Broadway" y éste hace su magia... esa que me ha tocado una y otra vez. Ahora es cómplice.

"Somos una tribu", dice el Doc, "y como tribu nos respetamos, nos cuidamos, aunque no nos entendamos", digo yo.

-Dios del Sol- Quetzalcoatl. Dicen que subió al volcán y se vio la luz, el astro. Era él. Y Roca Partida, cuanta la leyenda, es un brazo del volcán; también cuenta la leyenda, que es una cueva pirata en donde -más allá del mástil del barco- se encuentra el tesoro...

Roca Partida, para mí, comienza en un río, en una lancha (Mar Sagrado), en el viento colmado de gaviotas y en los lirios que enmarcan el viaje. Es la parvada de pelícanos y garzas dueños de aquella isla que se ve a lo lejos, es agua con estrellas, galletas de mar... Roca Partida es lugar de tribu... mi tribu.

*Foto: Mond
"Roca Partida, lugar tribal"

Huele a café... café de vacaciones.

Un viaje hermoso desde el principio. La Ciudad de México me despidió fluídamente y la carretera estuvo deliciosa. Los volcanes diciendo "hasta pronto" y, aquí, El Pico de Orizaba, "bienvenida".

El calor humedece mi piel y, por primera vez desde mi regreso de NY, no me molesta, lo disfruto enormemente.

Huele a café y me encanta. El aromo junto con el calor húmedo es distinto al de casa. Es tropical, es café de vacaciones.

Tostadas de cazón, naranjada y ensalada verde. La banda del "pueblo" celebrando "algo" del "Club de Leones".

El bolero trabaja y su cliente con guayabera parece conocedor del lugar. Huele a grasa para zapatos y mi piel se siente tibia. Es extraño, pero no me desagrada la combinación de elementos.

Hay una brisa que amortigua el calor y acompaña los murmullos de la gente.

Monday, May 10, 2010

Outcast

Así, de repente,
el 10 de mayo se convirtió
en una fecha en la que no encajo,
en la que no pertenezco.

Ella odiaba esta fecha,
pero le encantaba la idea,
el pretexto, los regalos,
la atención, el no cocinar.
Un tanto incongruente,
un tanto ella... como siempre.

Aquí están mis lágrimas,
por ella las que salen,
las que no, por mí.

Tuesday, April 27, 2010

Doña Cata

One can pay back the loan of gold,
but one dies forever in debt to those who are kind.
~Malayan Proverb

Unselfish and noble actions are the
most radiant pages in the biography of souls.
~David Thomas

Es a través de un recoveco entre las esquinas de dos casas que llegas al patio principal. La tierra, las piedras incrustadas en el piso, las gallinas con sus polluelos y decenas de macetones con flores simplemente hermosas te reciben como si fuera algo cotidiano, como si estuvieran acostumbrados a la gente, a los seres humanos.

Entro sin pedir permiso, así, sólo entro. Unos pasos y giro a la derecha, después de subir un escalón, me encuentro parada en uno de los lugares más hermosos que haya visto: la cocina de Doña Cata. Ahí está ella, frente a su fogón recogiendo las últimas tortillas azules recién hechas. Me ve y sonríe. Yo siento que me reconoce a pesar de no haberme visto jamás. Su sonrisa es auténtica, tanto como la carcajada de un niño de dos años. Me da la mano. Fuerte. Me pregunta si ya almorcé y me invita a sentarme en su mesa larga pero con pocas sillas. Me siento y entra Yazmín, su hija. Inmediatamente pone a calentar el chicharrón en salsa verde y en cuestión de minutos estoy saboreando unos exquisitos tacos con Coca Cola, como debe de ser, ¿a poco no?

Hago consciencia de que es la primera vez que Doña Cata, Yazmín y yo nos hemos visto. No importa. Platicamos cerca de una hora de todo, pero más aún, de lo que somos y de quienes somos. De la nada escucho a un borrego bramar y dos instantes después entra "La Nena" con su campanilla colgando del cuello. Saluda mientras acaricio su cuerpo cubierto de lana, pachoncito... ella va y se sienta junto a su ama, luego, se acuesta.

Así comienza mi pequeña visita a Casas Coloradas en el municipio de Villa Victoria. En casa. Después, todo es cuestión de ir y venir, de entrar y salir de la casa de Guille o de Yesenia, la empresaria del pueblo que tiene una hermosa papelería. Disfruto de los trabajos en punto de cruz tanto en la pared como en cojines y manteles. El sol brilla intensamente y mi piel se enrojece. Camino a la laguna, Yazmín me presta su chalina negra, la elegante, para que cubra mis hombros y me siento acogida, arropada y cuidada.

El tiempo transcurre muy lentamente; sin embargo, en su lentitud conozco a las nietas de Doña Cata, Ileana y a Pao (y a la de enmedio que no recuerdo su nombre), a Miguel, su tío de 7 años, a Lalo y a Osvaldo, a Daniela y a Janet. Bajo el ala de su madre, Ileana me pide que le enseñe mi coche. Nos vamos a Las Peñas (pueblo vecino) a disfrutar de un mágico atardecer. Es ahí en donde me doy cuenta del brillo en sus ojos, ése que se ve cuando se cumple un sueño. Me pregunto si ella nota el de los míos al ser testigo activo de la elaboración del pan de nata más rico que he comido en mi vida, ese hecho con las manos de Doña Cata...

El cielo atiborrado de estrellas y el becerro me acompañan por un rato. Puedo escuchar el viento y siento que me habla en secreto. La luna brilla más que en la ciudad. Llega Miguel corriendo y me quita a empujones de los escalones, me hace reír y me voy a dormir.

El canto de no sé cuántos gallos me despierta y el olor a polvo con maíz hacen que me levante. La promesa de un par de tortillas recién hechas logra que comience el día. La salsa picosa de leche y un poco de chicharrón crujiente y el maullido de los gatitos recién nacidos, me avientan hacia la orilla de la laguna, bajo un árbol en donde cerca de 30 niños me esperan para compartir cuentos y juegos. Dos horas de risas, abrazos, magia y ternura hacen una mañana perfecta de domingo.
Camino a casa nos detenemos a ver a Itzel, quien acaba de salir del hospital como por quincuagésima vez (insuficiencia renal). Leemos cuentos, contamos historias y en un instante el color gris de su rostro se convierte en un rosado vivo, su sonrisa refleja lo que estoy sintiendo y sus ojos se funden con los míos...


El ir y venir a casa de Doña Cata, el fogón siempre listo, el cielo azul "de ése como lejano", la laguna, las estrellas, el pan y Miguel...

Magia y la luna 100% llena.

Gracias.

*Fotos: Mond
"Casas Coloradas"

Friday, April 23, 2010

Hoy. Celebro. Gracias.

Así de fácil... o así parece serlo. De repente alguien cree en mí y yo creo en mí. Siempre he pensado que necesitamos de los demás para seguir, para movernos, que quien dice que lo hace por sí mismo es hipócrita y un poco mentiroso.

De repente tres personas creen en mí... quizás no tan de repente. Ellas, esas tres personas son las más importantes en mi vida, son las que me ven y no me juzgan, las que abrazan mi locura y las que sonríen ante mis ideas locas y un tanto desbocadas.

De ahí, tres más, cuatro, cinco. Así es como me muevo, como crezco y como lloro porque no puedo creer que crean en mí. ¿Será que ni yo misma lo hago?

Así me muevo. Con retroalimentación, cuando los otros me ven y yo noto que lo hacen, cuando me doy cuenta que lo que hago vale la pena, por ellos, por mí, por los demás.

Así de fácil. JA. Ojalá fuera fácil. Si lo fuera no tendría chiste, no sería movimiento, no iría hacia la luna... hacia las estrellas.

Gracias, ustedes saben a quienes me refiero.

Sunday, April 11, 2010

Siebzig

"Siempre he sido más reflexivo que práctico
y más soñador que hacedor.
Siempre he necesitado ilusionarme con hacer algo
para ser creativo o encontrarme desafíos para luchar."
~EDC


Es un día azul. La luz entra por la ventana, me recuerda cuando a entrabas a mi recámara y abrías las cortinas. Los pájaros comienzan a cantar y en su voz siento un dejo de nostalgia. No sé cómo pero percibo un olor a cigarro y a café. Creo que si me levanto, veré tus Commander en la mesa junto a la taza azul y tú estarás en la cocina dando vueltas sobre el piso anaranjado.

El motor del refri me regresa a mi realidad y noto una punzada en mi vientre. Me hago bolita bajo mis cobijas y espero a que el dolor baje un poco. Un poco de analgésico con un vaso de leche para que no lastime mi estómago.

Estás sentada en el desayunador y Mickey te acompaña. Me recibe con un pesty jefa y las dos nos reímos. Con lagañas en los ojos y mi camisón de flores amarillas te doy un abrazo fuerte y te canto el Happy Birthday. Te doy una flor que acabo de cortar del jardín y me pides que la ponga en agua...

Me levanto y noto que las plantas tienen hojas pequeñas, tiernas, nuevas... claro, es primavera y todo reverdece, todo florece y el viento ya no huele a frío. Hace unos días M notó mi buena mano para las plantas, creo que sabe lo que eso significa. Vuelvo a la cama. El calor de la almohada me hace bien.

Escucho risas a través de la ventana de mi baño. Tus amigas te acompañan con unas mimosas y, si uno pone especial atención, los diversos acentos extranjeros son los que hacen única esta reunión. Las espío a través de la ventana de mi cuarto y me pregunto si algún día yo seré grande y me rodearé de amigas como lo haces tú. Tus ojos se ven más azules con los rayos de sol que atraviesan la bugambilia...

El tiempo va y viene en mi memoria. Me lleno de recuerdos de ti e imagino lo que hubieras hecho para celebrar tus setenta. Mimosas con salmón ahumado con las amigas y, hoy, un restaurante con jardín. Quizás un viaje a Frankfurt o una escapada a Chicago para reír con F, C y los boys.

Yo sigo siendo tu hija, la misma que se quedó aquí el día en que tú te fuiste. Soñadora y creativa como mi padre y, de repente, un tanto práctica como tú. Extrañando a mi Ma y a mi amiga, la que me hablaba a NY para contarme los chismes de última hora.

Es domingo y es tu cumpleaños. Lo celebro recordando tus manos fuertes y tu sonrisa, tu cara y tu voz diciéndome una y mil cosas. Es domingo y son setenta años desde que naciste. Es domingo y te extraño con dolor en el pecho, con ganas de abrazarte, cantarte y tenerte. Es domingo y es 11 de abril...

Happy Birthday Ma!

*Foto: EDC
My mom, my train

Monday, March 29, 2010

Y si fuera personaje de un cuento...

A room without books
is like a body without a soul.
∼Cicero

¿Qué pasaría si yo fuera el personaje de un cuento y tuviera que dar respuesta a los diferentes cuestionamientos que se me presentaran durante la historia?

En Bloc, extrajeron 16 preguntas de libros infantiles y juveniles y se las plantearon a cuatro profesionales.

Blanche las tomó y las contestó; ahora me robo la idea y la pongo aquí con mis respuestas.

Ahí les va:


1.- ¿Se puede saber quién eres y a dónde vas?
[Frank L. Baum. Espantapájaros a Dorothy. El mago de Oz.]
Soy la Luna, cíclica y mágica. Voy a aquel lugar en el que se encuentra quien necesite un poco de mí, de esa magia... un poco de luz.

2.- ¿Y eso es divertido?
[Michael Ende. Momo a los niños. Momo.]
Suele serlo. Imaginar, crear...

3.- ¿Qué es una vida humana?
[Michael Ende. Hombre gris a hombres grises. Momo.]
Un beso, una lágrima, una sonrisa o un ceño fruncido.

4.- ¿Crees que un muerto está muerto para siempre, o crees que puede resucitar?
[Robert Louis Stevenson. John Silver a Jim Hawkins. La isla del tesoro.]
No sé siquiera si en verdad están muertos o sólo es parte de la vida humana...

5.- ¿Qué buscas?
[Miquel Rayó. Marisa al protagonista de el tesoro. El tesoro del Capitán Nemo.]
Toparme con él una y otra vez, su planeta, su mundo, sus estrellas...

6.- ¿Qué es lo que no consentirías?
[Astrid Lindgren. Tommy a Pippa. Pipi Calzaslargas.]
El no sentir...

7.- ¿Te cae simpática la reina?
[Lewis Carroll. Gato de Chesire a Alícia. Alícia en el país de las Maravillas.]
No siempre, a veces tiene aires de grandeza...

8.- ¿Te gustan los perros?
[Lewis Carroll. El ratón a Alícia. Alícia en el país de las Maravillas.]
No todos, aunque los que me gustan me gustan mucho.

9.- ¿Por qué el ocho va después del siete?
[Daniel Nesquens. Marta a papá. 17 cuentos y dos pingüinos.]
Porque el siete necesitaba estar en medio, no al final.

10.- Tengo ocho cocos, ocho monos y ocho niños. ¿Cuántos imbéciles tengo en total?
[Roald Dahl. Truchbull a Wilfres. Matilda.]
Quizás más de los que crees.

11.- ¿Te has encontrado alguna vez con una bruja?
[Roald Dahl. Niño a abuela. Las brujas.]
Muchas veces, pero ellas también lloran, ríen y fruncen el ceño.

12.- ¿Crees en las hadas?
[James Barrie. Peter Pan a los niños. Peter Pan.]
¿Habrá quien no lo haga?

13.- ¿Sabes lo que es un beso?
[James Barrie. Wendy a Peter Pan. Peter Pan.]
Una hormiga perdida en su geografía.

14.- ¿Qué es el tiempo, de verdad?
[Michael Ende. Momo al maestro Hora. Momo.]
Aquél que no existe pero que te pueden robar fácilmente.

15.- ¿Es así eso de ser adulto? ¿El hacer y decir cosas que no entienden los niños?
[Henning Mankell. Joel a si mismo. El perro que corría hacia una estrella.]
No siempre, pero para la mayoría lo es.

16.- ¿De qué sirve un libro si no trae estampas ni diálogos?
[Lewis Carroll. Alicia a si misma. Alicia en el país de las Maravillas.]
De motor... de plataforma para despegar al vuelo y caer en alguna estrella en caso de no llegar a la Luna.



100% llena

Thursday, March 25, 2010

Endless gifts...

“Clouds come floating into my life,
no longer to carry rain or usher storm,
but to add color to my sunset sky.”


Es como si flotara. Me toma por sorpresa y me quedo en estado un tanto catatónico. Dejo de escuchar a quien está frente a mí para, minutos después, pedirle una disculpa, levantarme, caminar hacia la ventana y admirar el cielo...

La fila de árboles se tiñe de negro y las nubes se acomodan como pinceladas de alguien que no está totalmente convencido del lugar en que las puso. Cambian constantemente como lo hacen los colores y los tonos de otro atardecer que se presenta como pantalla en un cine en tercera dimensión.

Quien estaba frente a mí está ahora a mi lado. Se vuelve cómplice de mi afán por no perder instantes mágicos y me agradece tan grato regalo. ¿A mí? Yo sólo no pude evitar levantarme a disfrutarlo. A veces me doy cuenta de que se enseña más cuando nos salimos del plan.

Todo se convierte, de repente, en un preámbulo para ver, allá sobre el manto azul obscuro, un cachito de luna creciente asomándose y, como siempre, me hizo pensar en ti.

*Foto: Mond
Endless gifts

Tuesday, March 23, 2010

Blumen

"Can we conceive what humanity would be
if it did not know the flowers?"
~Maurice Maeterlinck



No recuerdo bien desde cuándo, pero me gustan mucho las flores. Quiero pensar que es desde muy pequeña porque no hay memorias sin flores en casa.

El jardín, el de enfrente, tenía varios rosales y algunos belenes. Por las tardes me acercaba a apachurrar los “gusanitos” de los belenes para que saltaran y se transformaran y después me acercaba a las rosas a ver sus pétalos suaves y a jugar a quitarles las espinas. En la esquina había una enorme arbusto de “manzanitas” las cuales tenía prohibido comerme porque, al parecer, son venenosas. Junto a la manguera, había una flores gigantes color azul, creo que eran hortensias.

El jardín de atrás albergaba unos alcatraces que se alcanzaban a ver desde mi ventana y en el macetón del árbol había de estas flores que se forman a partir de unas mucho más pequeñitas. En lugar de pasto, la lágrima invadió toda el área y las huellas de zapatos o pies descalzos se marcaban fácilmente.

No puedo (ni quiero) olvidar la cara de mi mamá cada vez que mi papá le regalaba un ramo de flores… nunca un arreglo, no le gustaban. En viajes por carretera nos deteníamos a cortar flores silvestres de varios tamaños y colores, mi mamá las colocaba en un vaso y así el cuarto de hotel se veía menos triste: “So there” decía.

“Son seres vivos” dijo alguna maestra. A mí me pareció simplemente increíble que flores y plantas respiraran y, además, produjeran oxígeno… ése que nos mantiene vivos a los seres humanos.

Las explosiones primaverales en Nueva York me parecían cosa de magia y ver los árboles así, después de tantos meses de sueño, me producía una sensación extraña, una mezcla de alegría, emoción, nerviosismo y, quizás, tristeza.

Los tulipanes y las orquídeas en los jardines botánicos, los pensamientos o el ave del paraíso que alguna vez ella se trajo desde tu tierra. Las violetas y los jazmines o aquella flor rosa que invade los escenarios de la carretera a Michoacán. ¿Y las jacarandas? De ésas podría escribir un tratado un tanto sentimental de lo que significan en mi vida. No recuerdo muy bien cuándo fue, pero sí sé que tengo muchos años relacionándome con las flores.

¿Que qué es lo que quiero? A ciencia cierta, no lo sé. Quizás encontrar una reciprocidad en esta relación que ha sido un tanto unilateral. Comprender la diversidad que entre ellas existe como lo intento hacer con los seres humanos. Disfrutar de su belleza, de su rareza y de sus múltiples colores desde una nueva perspectiva, la tuya. Saber qué te llevó a trabajar con ellas y junto a ellas. Saber qué sientes cuando tienes la oportunidad de “verlas en acción”. Quisiera verlas a ellas más que a mí cuando estoy con ellas. Tratar de identificar sus sentimientos a través de los míos.

La tierra, el cielo, las nubes, la lluvia. Los nutrientes que necesitan o la plaga que las ataca. Quizás es una metáfora de lo que soy, de lo que somos los humanos en un ir y venir cotidiano. Eso. Saber si mi relación con ellas puede ser bilateral, saber si hay alguien ahí afuera que sienta algo semejante a lo que yo siento por ellas… No sé, estar y presenciarlas… sentirlas.

*Foto: Mond
More flowers!

Thursday, March 18, 2010

Espejismos

“When a finger points to the moon,
the imbecile looks at the finger.”


Lo que ves no es lo que es.
Todo se reduce a lo simple, a lo básico.
La complejidad aparente es como un rompecabezas
de miles de piezas que no encuentran su lugar.
El todo es mucho más sencillo y más disfrutable.
Si cierras los ojos, seguro lo ves. Así es como te puedes dar cuenta.
Hacia adentro.

*Foto: Mond
Imaginarè

Monday, March 15, 2010

It's time...

"It would be so nice if something
made sense for a change."


"¡Wow! Es como ver algo mágico. Se siente algo así como si estuviera llena, completa." Explicó ella.

Siguieron su camino por la costa. De fondo la misma canción se pudo escuchar en ocasiones repetidas pero la expectativa de lo que estaba por venir hacía que ésto pareciera como parte de la aventura.

"¡Mira!" dijo él.

Derecha e izquierda. El cielo, las nubes y el sol. No había nada que ya hubieran visto. Todo era nuevo y el día era perfecto.

Las horas pasaron y todo se fue acomodando. El viento tocando su piel, el rojo en sus uñas, el azul de su camisa. La suave textura bajo sus pies y el sol como principal protagonista. Sus manos entrelazadas, el intercambio de sonrisas y el agua en su ya conocido vaivén.

"Es el mejor día de mi vida" dijo ella, "gracias".

Él la abrazó. "Gracias a ti".

...y es que hay días en los que las cosas simplemente son...

*Foto: Mond
Morning!

Es milu Tevi

Sunday, March 07, 2010

Muchness?

"People strolling through the
trees
of a small suburban park,
on an island in the river,
on an ordinary Sunday..."



Había escrito varios párrafos.
Sólo fueron necesarios unos
cuantos movimientos y
éstos desaparecieron.

Hoy sólo quiero jugar matatena,
un helado de yogurt y que algo
(o alguien) me ayude a cambiar
mis ideas de sentido, color, forma y tamaño...

איך ליב איר צו קליין

*Foto: Mond
Desde mi ventana...
as always.

Monday, March 01, 2010

Involuntaria

“We are all fallen creatures
and all very hard to live with”



Amanece y pienso que es domingo.
De algún modo he perdido un día.
No sé bien si fue ayer o el día antes de ayer
que se esfumó y no sentí que pasara.

"...se agota por otro lado, la conciencia de modificar cosas..."

"¿Entonces necesitas tiempo para reordenarte?"

Amanece y no siento que sea un día más.
El tiempo sólo se repite como en permanencia voluntaria.
El hueco en el pecho no se quita y, creo, que el
espacio que me robé por unas horas seguirá siendo
sólo un espacio más.

"...las cosas se reasignan..."
(algunas permanecen)

*Foto: Mond
Soaring

Я цябе люблю

Sunday, February 28, 2010

Somehow...

"Have you tried NOT
being a mutant?"


NYC has it all!

...100% full
(I've tried, I can't though)

*Foto: Mond
20 days


Inħoss in-nuqqas tiegħek

Wednesday, February 24, 2010

Sky language

“The night walked down the sky
with the moon in her hand.”


Voiceless...

*Foto: Mond
My voice

أحبك الكلام

Tuesday, February 23, 2010

Cierro los ojos

Los atardeceres no
siempre son de colores,
pero siempre son.

Resting on the roof


Al llegar me doy cuenta de la obscuridad que envuelve la calle. No se ve ni un poco de luz por ningún lado pero se escuchan algunos trabajadores a lo lejos. Ilumino la entrada con los faros del coche y con un poco de temor bajo a abrir la reja. Ya adentro se asoma C, como siempre que está en casa. Me pregunta por mi día y yo sólo levanto los hombros. Al llegar a casa enciendo velas y las coloco en la recámara, como aquella vez en la que las prendí por primera vez.

En la penumbra me lavo la cara y los dientes, escudriño la imagen del espejo por unos segundos y decido que es mejor acostarme. La luz de una sola vela es la que alumbra toda la recámara, pienso que no se necesita más, que la flama se mueve y acompaña. Me hago bolita abrazando mi enorme almohada café y me sorprende un suspiro de ésos de niña, los que dan después de haber llorado mucho.

Abro los ojos y miro las sombras jugar en el techo. Se escapa una lágrima de mi ojo derecho... apago la vela y cierro los ojos.

*Foto: Mond
Resting on the roof
**Waxing gibbous - 69% full...
...almost there.

Jeg elsker dig smuk

Sunday, February 21, 2010

En domingo

“You won't realize the distance you've walked
until you take a look around
and realize how far you've been.”



Me robo el título de aquél que enviaste hoy en la mañana. Pocos domingos los siento tan míos y sé que sabes que está incompleto. Hago consciencia de mi rutina. Asomarme al balcón y ver hacia arriba es algo que aprendí años atrás en aquella ciudad que siento que es cómplice aún en la distancia. Regreso y en la cocina sirvo un vaso de algo frío y pienso en el aroma a café que tanto extraño. Vuelvo a la cama y leo un poco mientras imagino el mundo que me regala el libro que está en mi regazo. Al cerrarlo sonrío. Este cachito de rutina dominical no era mío, hoy lo es.

A lo lejos comienzo escuchar los autos en la avenida y a los vecinos entrar y salir del edificio. Es tarde y sigo en pijama. Preparo el desayuno y pienso en la semana que está por iniciar. No sé exactamente porqué pero me deshago de la idea de trabajar, quizás es para sentirme un poco más en domingo.

Cierro los ojos e intento entender aquel sueño que tuve. No tiene sentido soñar con el pasado lejano, con aquéllos con los que nunca tuve un contacto real y en lugares que nunca consideré míos. Creo que hoy nada tiene sentido.

No me di cuenta cuándo fue que el árbol de afuera se llenó de hojas. Se viste de ese verde tierno y jugoso que tanto disfruto mientras los comunicados de prensa hablan de fútbol, espectáculos y esas noticias que ya son tan cotidianas... aún en domingo.

*Foto: Mond
Distance

Ma armastan sind, ma vajan sind

Saturday, February 20, 2010

Paciencia, despacio, calma...

“With love and patience,
nothing is impossible.”


Paciencia. Recuerdo a mi papá pidiéndome que fuera paciente. Esperábamos un avión o algún tren y yo me sentía ansiosa. Me pidió que me quedara quieta por un minuto, que no moviera absolutamente nada. Lo intenté y, aparentemente lo hice, pero no dejé de mover la lengua. No imaginaba mi cuerpo en absoluta estaticidad, no con las ganas que tenía de salir corriendo para llegar a aquel lugar al que íbamos. No recuerdo el destino final, sólo la lección.

No sé detenerme. La lengua siempre sigue en movimiento, o mis pies o mis manos, mis ojos o mis oídos. No sé pausar mis pensamientos y, mucho menos, mis sentimientos. Soy visceral y es ante mis emociones que reacciono sin control. Despacio. Alto.

Cierro los ojos e intento detener el estímulo. Bloqueo sonidos y evito atender las sensaciones que se quieren colar por algún hueco de mi cuerpo. Respiro pronfundo y exhalo lentamente, lo más lentamente posible. No logro reconocerme hasta que me salgo de mí misma. Las imágenes en mi mente me traicionan y vuelvo a respirar. Recuerdo algún olor que me abrace y aquella imagen que me haga sonreír. Calma.

*Foto: Patience

Miluju tě a chybíš

Friday, February 19, 2010

Pensé que sería uno de esos días...

"You're a candle in the window
on a cold, dark, winter's night..."


Pensé que sería uno de esos días en los que las cosas se van acomodando. Quizás así es y no me doy cuenta aún. Dejó de llover (aunque a mí me gusta la lluvia) el cielo tiene un azul profundo espectacular y el sol entra a través de la ventana de la sala calentando un poco mi tristeza.

Las plantas también están tristes. La plaga reapareció en unas, otras se tiñen de amarillo y están decaídas. Ninguno de los móviles se mueve y es como si todo a mi alrededor estuviera en pausa, una pausa que oprime y duele.

Mis movimientos están programados. Ninguno lo hago conscientemente... recuerdo un poco la película de AI, ésa que también me hizo llorar.

El alimento es algo obligatorio, al parecer las lágrimas no son suficientes. La foto de "invierno" tiene una luz especial y aquella en la que el Caribe está de fondo aún me hace sonreír.

El ritmo del día es muy diferente al de un viernes cualquiera. El silencio enemigo sofoca a la televisión que intenta ser compañera.

Pensé que sería uno de esos días en los que las cosas se van acomodando. Aún quedan algunas horas...

*Foto: Lost

ฉัน รัก เธอ

Wednesday, February 17, 2010

Red matter

"Space, the final frontier..."


Ex toto corde

Ja, ek hou van jou

*Foto: Mond
Red matter

Monday, February 15, 2010

Ser, humano

"De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos, tú apartas la vista,
apenas respiro, me hago pequeñita
y me pongo a temblar..."


No sé, a veces pienso que los días pasan sin pasar, que el mundo se ha detenido y dejo de entender. Otras, todo va muy rápido, como si las cosas pasaran para ser vistas en sólo segundos y por quien tuvo suerte de verlas. Pocas son las veces en que me parece que todo tiene un ritmo adecuado.

Con el viento entrando por la ventana y el sol reflejado sobre el pavimento, la velocidad y el paisaje sin casas me permiten sentirme y conocerme. A lo lejos, el Nevado de Toluca está cubierto de blanco y lo único que se me ocurre es dejarme llevar.

Me detengo unos instantes. Bajo a tierra firme y respiro profundo. Comparto escenarios a distancia y la inmensidad del cielo comienza a succionarme. No puedo cerrar los ojos porque imagino que perderé el momento. Lágrimas y un escalofrío recurrente.

El olor de mi rincón se cuela a través de las hojas del viejo árbol que está junto a mí. Su mano en la mía, su brazo rodeando mi cintura. Las caricias en la espalda y los hilos de colores que se han ido tejiendo.

No sé, a veces siento que si no me equivoco dejaré de existir...


मैं आपसे प्यार करता / करती हूँ
*Foto: Mond
Different


Friday, January 29, 2010

Lokomotive

11:30 a.m. Frío.

Como locomotora que se alimenta constantemente de carbón estoy jalando ideas, pensamientos, sentimientos sin destino final y con pasajeros sin boleto. La reata de saltar que se convierte en micrófono o el niño de 6 años y medio que no sabe el significado de la palabra nerd. El viaje, la clase, el examen. Mis manos un tanto frías sintiendo que nado contracorriente. El rastro de su esencia en la almohada y la punzada constante en mi cabeza. Contradicciones y minutos. Viernes y la luna llena.

11:54 a.m. Ven.

Rwyf wrth fy modd i chi

Thursday, January 28, 2010

Thinking of you...

...on my walk by the park to my meeting.




Y es entonces que pierdo la cordura
y huele a locura... a ti conmigo.

Σε αγαπώ

96% llena
*Foto: JD
Our park

Friday, January 15, 2010

Dreams DO come true

"Something has changed within me
Something is not the same
I'm through with playing by the rules
Of someone else's game..."

El olor a frío inevitablemente me ha traído recuerdos de experiencias vividas bajo cero, en una ciudad con personalidades múltiples, en una etapa de mi vida en donde estar sólo conmigo era lo más importante.

Caminando sus calles me aprendí. Descubrí caminos nuevos y reafirmé que soñar no es cosa de locos... o quizás sí. Me entendí un poco más bajo los árboles de otoño y experimenté el significado del renacer al ser testigo de la explosión de flores durante tres primaveras.

Exploré el silencio de la nieve al caer.

Me lloré en una infinidad de teatros y me hice cómplice de mí misma bajo las luces de las calles de Broadway.

El día, la noche, la escuela, el parque, los amigos... El metro y los autobuses y el olor del viento en cada estación del año.

El tiempo y una promesa por cumplir.

Ninakupenda

Tuesday, January 05, 2010

Égoïste

¿Y la magia?

Ésa está en el garibaldi del desayuno y en los dedos resecos. La pueden encontrar en un moño rojo y en las tres coronas de los Reyes Magos.

También en el niño de casi tres años que te abraza como si el tiempo no pasara y en la canción del Rey León que bailas como si nadie te estuviera viendo.

En la copa de blanco burbujeante y en la de tinto, en el risotto y en la ensalada. Se puede ver en aquel mantel manchado y en sus pequeñas manos sostenidas por aquellas un tanto más grandes.

Se siente en la somnolencia que provoca el vino y en el beso que nos robamos. Al juntar palitos con rueditas y en el breakdance de la noche.

¿Y la magia?

En mis manos con las tuyas... escondida, egoista.

Ég elska þig myndarlegu