Monday, March 29, 2010

Y si fuera personaje de un cuento...

A room without books
is like a body without a soul.
∼Cicero

¿Qué pasaría si yo fuera el personaje de un cuento y tuviera que dar respuesta a los diferentes cuestionamientos que se me presentaran durante la historia?

En Bloc, extrajeron 16 preguntas de libros infantiles y juveniles y se las plantearon a cuatro profesionales.

Blanche las tomó y las contestó; ahora me robo la idea y la pongo aquí con mis respuestas.

Ahí les va:


1.- ¿Se puede saber quién eres y a dónde vas?
[Frank L. Baum. Espantapájaros a Dorothy. El mago de Oz.]
Soy la Luna, cíclica y mágica. Voy a aquel lugar en el que se encuentra quien necesite un poco de mí, de esa magia... un poco de luz.

2.- ¿Y eso es divertido?
[Michael Ende. Momo a los niños. Momo.]
Suele serlo. Imaginar, crear...

3.- ¿Qué es una vida humana?
[Michael Ende. Hombre gris a hombres grises. Momo.]
Un beso, una lágrima, una sonrisa o un ceño fruncido.

4.- ¿Crees que un muerto está muerto para siempre, o crees que puede resucitar?
[Robert Louis Stevenson. John Silver a Jim Hawkins. La isla del tesoro.]
No sé siquiera si en verdad están muertos o sólo es parte de la vida humana...

5.- ¿Qué buscas?
[Miquel Rayó. Marisa al protagonista de el tesoro. El tesoro del Capitán Nemo.]
Toparme con él una y otra vez, su planeta, su mundo, sus estrellas...

6.- ¿Qué es lo que no consentirías?
[Astrid Lindgren. Tommy a Pippa. Pipi Calzaslargas.]
El no sentir...

7.- ¿Te cae simpática la reina?
[Lewis Carroll. Gato de Chesire a Alícia. Alícia en el país de las Maravillas.]
No siempre, a veces tiene aires de grandeza...

8.- ¿Te gustan los perros?
[Lewis Carroll. El ratón a Alícia. Alícia en el país de las Maravillas.]
No todos, aunque los que me gustan me gustan mucho.

9.- ¿Por qué el ocho va después del siete?
[Daniel Nesquens. Marta a papá. 17 cuentos y dos pingüinos.]
Porque el siete necesitaba estar en medio, no al final.

10.- Tengo ocho cocos, ocho monos y ocho niños. ¿Cuántos imbéciles tengo en total?
[Roald Dahl. Truchbull a Wilfres. Matilda.]
Quizás más de los que crees.

11.- ¿Te has encontrado alguna vez con una bruja?
[Roald Dahl. Niño a abuela. Las brujas.]
Muchas veces, pero ellas también lloran, ríen y fruncen el ceño.

12.- ¿Crees en las hadas?
[James Barrie. Peter Pan a los niños. Peter Pan.]
¿Habrá quien no lo haga?

13.- ¿Sabes lo que es un beso?
[James Barrie. Wendy a Peter Pan. Peter Pan.]
Una hormiga perdida en su geografía.

14.- ¿Qué es el tiempo, de verdad?
[Michael Ende. Momo al maestro Hora. Momo.]
Aquél que no existe pero que te pueden robar fácilmente.

15.- ¿Es así eso de ser adulto? ¿El hacer y decir cosas que no entienden los niños?
[Henning Mankell. Joel a si mismo. El perro que corría hacia una estrella.]
No siempre, pero para la mayoría lo es.

16.- ¿De qué sirve un libro si no trae estampas ni diálogos?
[Lewis Carroll. Alicia a si misma. Alicia en el país de las Maravillas.]
De motor... de plataforma para despegar al vuelo y caer en alguna estrella en caso de no llegar a la Luna.



100% llena

Thursday, March 25, 2010

Endless gifts...

“Clouds come floating into my life,
no longer to carry rain or usher storm,
but to add color to my sunset sky.”


Es como si flotara. Me toma por sorpresa y me quedo en estado un tanto catatónico. Dejo de escuchar a quien está frente a mí para, minutos después, pedirle una disculpa, levantarme, caminar hacia la ventana y admirar el cielo...

La fila de árboles se tiñe de negro y las nubes se acomodan como pinceladas de alguien que no está totalmente convencido del lugar en que las puso. Cambian constantemente como lo hacen los colores y los tonos de otro atardecer que se presenta como pantalla en un cine en tercera dimensión.

Quien estaba frente a mí está ahora a mi lado. Se vuelve cómplice de mi afán por no perder instantes mágicos y me agradece tan grato regalo. ¿A mí? Yo sólo no pude evitar levantarme a disfrutarlo. A veces me doy cuenta de que se enseña más cuando nos salimos del plan.

Todo se convierte, de repente, en un preámbulo para ver, allá sobre el manto azul obscuro, un cachito de luna creciente asomándose y, como siempre, me hizo pensar en ti.

*Foto: Mond
Endless gifts

Tuesday, March 23, 2010

Blumen

"Can we conceive what humanity would be
if it did not know the flowers?"
~Maurice Maeterlinck



No recuerdo bien desde cuándo, pero me gustan mucho las flores. Quiero pensar que es desde muy pequeña porque no hay memorias sin flores en casa.

El jardín, el de enfrente, tenía varios rosales y algunos belenes. Por las tardes me acercaba a apachurrar los “gusanitos” de los belenes para que saltaran y se transformaran y después me acercaba a las rosas a ver sus pétalos suaves y a jugar a quitarles las espinas. En la esquina había una enorme arbusto de “manzanitas” las cuales tenía prohibido comerme porque, al parecer, son venenosas. Junto a la manguera, había una flores gigantes color azul, creo que eran hortensias.

El jardín de atrás albergaba unos alcatraces que se alcanzaban a ver desde mi ventana y en el macetón del árbol había de estas flores que se forman a partir de unas mucho más pequeñitas. En lugar de pasto, la lágrima invadió toda el área y las huellas de zapatos o pies descalzos se marcaban fácilmente.

No puedo (ni quiero) olvidar la cara de mi mamá cada vez que mi papá le regalaba un ramo de flores… nunca un arreglo, no le gustaban. En viajes por carretera nos deteníamos a cortar flores silvestres de varios tamaños y colores, mi mamá las colocaba en un vaso y así el cuarto de hotel se veía menos triste: “So there” decía.

“Son seres vivos” dijo alguna maestra. A mí me pareció simplemente increíble que flores y plantas respiraran y, además, produjeran oxígeno… ése que nos mantiene vivos a los seres humanos.

Las explosiones primaverales en Nueva York me parecían cosa de magia y ver los árboles así, después de tantos meses de sueño, me producía una sensación extraña, una mezcla de alegría, emoción, nerviosismo y, quizás, tristeza.

Los tulipanes y las orquídeas en los jardines botánicos, los pensamientos o el ave del paraíso que alguna vez ella se trajo desde tu tierra. Las violetas y los jazmines o aquella flor rosa que invade los escenarios de la carretera a Michoacán. ¿Y las jacarandas? De ésas podría escribir un tratado un tanto sentimental de lo que significan en mi vida. No recuerdo muy bien cuándo fue, pero sí sé que tengo muchos años relacionándome con las flores.

¿Que qué es lo que quiero? A ciencia cierta, no lo sé. Quizás encontrar una reciprocidad en esta relación que ha sido un tanto unilateral. Comprender la diversidad que entre ellas existe como lo intento hacer con los seres humanos. Disfrutar de su belleza, de su rareza y de sus múltiples colores desde una nueva perspectiva, la tuya. Saber qué te llevó a trabajar con ellas y junto a ellas. Saber qué sientes cuando tienes la oportunidad de “verlas en acción”. Quisiera verlas a ellas más que a mí cuando estoy con ellas. Tratar de identificar sus sentimientos a través de los míos.

La tierra, el cielo, las nubes, la lluvia. Los nutrientes que necesitan o la plaga que las ataca. Quizás es una metáfora de lo que soy, de lo que somos los humanos en un ir y venir cotidiano. Eso. Saber si mi relación con ellas puede ser bilateral, saber si hay alguien ahí afuera que sienta algo semejante a lo que yo siento por ellas… No sé, estar y presenciarlas… sentirlas.

*Foto: Mond
More flowers!

Thursday, March 18, 2010

Espejismos

“When a finger points to the moon,
the imbecile looks at the finger.”


Lo que ves no es lo que es.
Todo se reduce a lo simple, a lo básico.
La complejidad aparente es como un rompecabezas
de miles de piezas que no encuentran su lugar.
El todo es mucho más sencillo y más disfrutable.
Si cierras los ojos, seguro lo ves. Así es como te puedes dar cuenta.
Hacia adentro.

*Foto: Mond
Imaginarè

Monday, March 15, 2010

It's time...

"It would be so nice if something
made sense for a change."


"¡Wow! Es como ver algo mágico. Se siente algo así como si estuviera llena, completa." Explicó ella.

Siguieron su camino por la costa. De fondo la misma canción se pudo escuchar en ocasiones repetidas pero la expectativa de lo que estaba por venir hacía que ésto pareciera como parte de la aventura.

"¡Mira!" dijo él.

Derecha e izquierda. El cielo, las nubes y el sol. No había nada que ya hubieran visto. Todo era nuevo y el día era perfecto.

Las horas pasaron y todo se fue acomodando. El viento tocando su piel, el rojo en sus uñas, el azul de su camisa. La suave textura bajo sus pies y el sol como principal protagonista. Sus manos entrelazadas, el intercambio de sonrisas y el agua en su ya conocido vaivén.

"Es el mejor día de mi vida" dijo ella, "gracias".

Él la abrazó. "Gracias a ti".

...y es que hay días en los que las cosas simplemente son...

*Foto: Mond
Morning!

Es milu Tevi

Sunday, March 07, 2010

Muchness?

"People strolling through the
trees
of a small suburban park,
on an island in the river,
on an ordinary Sunday..."



Había escrito varios párrafos.
Sólo fueron necesarios unos
cuantos movimientos y
éstos desaparecieron.

Hoy sólo quiero jugar matatena,
un helado de yogurt y que algo
(o alguien) me ayude a cambiar
mis ideas de sentido, color, forma y tamaño...

איך ליב איר צו קליין

*Foto: Mond
Desde mi ventana...
as always.

Monday, March 01, 2010

Involuntaria

“We are all fallen creatures
and all very hard to live with”



Amanece y pienso que es domingo.
De algún modo he perdido un día.
No sé bien si fue ayer o el día antes de ayer
que se esfumó y no sentí que pasara.

"...se agota por otro lado, la conciencia de modificar cosas..."

"¿Entonces necesitas tiempo para reordenarte?"

Amanece y no siento que sea un día más.
El tiempo sólo se repite como en permanencia voluntaria.
El hueco en el pecho no se quita y, creo, que el
espacio que me robé por unas horas seguirá siendo
sólo un espacio más.

"...las cosas se reasignan..."
(algunas permanecen)

*Foto: Mond
Soaring

Я цябе люблю