Friday, December 31, 2010

Veinte once

“A new year is unfolding –
like a blossom with
petals curled tightly
concealing the beauty within.”



Hay, por ahí, en algún rincón, un cachito de la nostalgia del dos mil diez. Ésa que te hace pensar y sentir, que te hace reflexionar siempre que un año termina.

Celebraciones, pleitos, proyectos nuevos y un perro. El caminar cada mañana con frío, lluvia o calor. Una casa que se reacomoda y mi paso constante y temeroso.

Hay, por ahí, papeles y fotos de lo que fue, de lo que es y será en mis recuerdos. Un beso, una caricia, un abrazo y una mirada silenciosa.

Me busco a través de mis sueños, de mis ideas y proyectos. Salgo bajo la lluvia, me mojo y sigo pensando que hay cosas importantes que cambiar.

México bi/centenario agoniza y -aún así- veo una curita en lo que hago. El alivio al dolor y el alcohol que limpiará la sangre. Sí. Creo en lo que hago y en que el cambio está aquí.

Aprendí de política y religión sólo para confundirme un poco más. Inventé un verano lleno de ingennio y volé cometas azules.

Me descubrí en lo que quiero ser y en lo que puedo ser. Salté desde arriba. Caí. Me pegué. Dolió. Me separo de mí misma para entenderme. Trato de caminar hacia delante.

Miedo a los finales, a lo que es, a la seguridad de lo conocido. Incongruencia.

Deseos que siempre existirán aún cuando no se concreticen. Extraño Nueva York. México, un reto.

Las ideas no se logran acomodar. Sólo son lluvia que cae en todas direcciones. La puerta abierta y tú entrando. Siempre. A lo lejos el viento que me hace navegar con bandera pirata. A veces sin rumbo esperando encontrar un puerto seguro.

Se va el tercer año sin ti. Casi cuatro y tu ausencia me enseña cada día que estás presente. Te extraño.

Hoy el cielo está azul, el sol entinta las nubes de rosa, anaranjado y ámbar. Hace un poco de frío y huele a ti. Es viernes y en la cama intento prolongar el tiempo, estirarlo un poco como lo hacía Dalí. Ojalá se pudiera.

Hoy, aquí estoy. Con mis letras. Conmigo.

Foto: Girando
Siempre

Tuesday, December 28, 2010

Momente

Se me cierran los ojos poco a poco, mientras escucho tu voz a lo lejos en la misma habitación. Respiro. Respiras. Siento tu pecho en mi espalda. Comienzo a soñar. Ahí estás. Sonrío.

Monday, December 27, 2010

Martillazos

"The whole difference between construction
and creation is exactly this: that a thing
constructed can only be loved after it is
constructed; but a thing
created is loved before it exists.
"
-Charles Dickens

Busco a mi alrededor y no encuentro nada. Hace frío y los martillazos de la construcción vecina desacomodan cada idea y éstas parecen tener pereza para reacomodarse. ¿Y si las dejo desacomodadas? Quizás así fluyan otras o las mismas pero de manera distinta. ¿Ya mencioné el frío? ¿El olor a pino? ¿El sol reflejado en la pared blanca del edificio de enfrente?

La cama tendida y el perro dormido. La mesa llena de papeles que prometen un día activo. ¿Y las ideas? La ropa por doblar y el tren por pasar. Sólo cuatro días. El cielo azul tras un manto café y el polvo que se cuela por cada rendija y no hay nada que hacer.

Hoy me siento espectadora y de ésas que no se mueven, no dicen, no piensan. ¿Para qué? Todo se mueve y yo extraño. El silencio de la nieve al caer. El frío en mi nariz al caminar. El brillo del sol que no calienta. Extraño. Muy extraño.

Graves. Agudos. Rápidos. Lentos. Lo que más hace ruido en mi mente son esos martillazos que desacomodan ideas, imaginación... sueños. Sólo cuatro días.

Thursday, December 23, 2010

No matter what

A mi familia: Pa, BK, C, Siete, Tres, Helga, Miriam, Miry, Syl, O, Frank, Char, the boys y B.

“The best of all gifts
around any Christmas tree:
the presence of a happy family
all wrapped up in each other.”


¿Te acuerdas de nuestro arbolito? ¿Te acuerdas que los duendes de Santa solían ponerlo el 23 en la noche para que nosotras lo encontraramos ya listo el 24? ¿Te acuerdas cuando te pregunté qué significaba cada una de las cosas que cuelgan de él?

Contestaste:

El árbol representa la vida.
Las esferas el fruto de esa vida.
Las velas y las luces, las estrellas del cielo y el calor de hogar.
Los chocolates envueltos en ese papel blanco especial, la nieve y el manto.
La escarcha representa el hielo.

Después dijiste:

Acuérdate, hija, que cuando entra el invierno, los árboles duermen, casi todos, menos el pino. Celebrar el cambio de estación, ver lo que sucede con estos cambios, adaptarnos a ellos.

Concluiste:

Me gusta más ahora que lo ponemos entre todos. Me gusta vernos juntos, sentirnos juntos. Me gusta porque sé que somos una familia, no matter what...

Wednesday, December 22, 2010

¿Existirá?

"Absence sharpens love,
presence strengthens it."
-Benjamin Franklin

No sé bien porqué, pero siempre que paso por ahí imagino que está abandonada. Siempre sucia, con las hojas de otoño molidas aún en su jardín. Si me lo permito, a veces puedo ver a una señora sentada en una de las sillas del portón. Viendo la vida pasar. Cuando vuelvo a voltear la cabeza para saludarla, ya se ha ido. Silenciosa. Sigilosa.

La imagen religiosa que protege el zaguán se ve un tanto solitaria. La resbaladilla y los columpios del jardín tienen más años que cualquier niño a punto de convertirse en adolescente. A ella aún la puedo percibir. Quizás desde la ventana o, simplemente, desde algún lugar escondido que yo no podré descubrir jamás.

No sé bien porqué, pero siempre que paso por ahí me recorre un escalofrío y no puedo evitar voltear. La veo, pero no está. La siento, pero se ha ido. Ella.

Tuesday, December 21, 2010

Eclipse

...y entonces la luna se eclipsó totalmente...

...otra vez...

...todavía...