Wednesday, April 27, 2011

200.111.192.16

¿En verdad crees que aquí
encontrarás la respuesta? Si ya te la sabes,
no la tienes ni que buscar.
Pero sí, la negación no te permite
ver más allá.



Miércoles. Madrugada. Podría ser un jueves por la noche, casi las 11:00. Un domingo, quizás, temprano con un café junto a la computadora. Buscando respuestas en un mundo que no es real. Esperando encontrar que sus huellas sólo van hacia ti. De lunes a viernes. Horario de oficina. Los fines de semana cambian, se aleja. Fotos, música, palabras. Sólo piensas en eso. Lo demás se automatiza. Pierdes el sentido del tiempo. Te pierdes a ti. No lo hagas. Sabes bien que así es, que no cambiará, no dejará de ser quien es.

Si no te invitan, no vayas.

Landslide

I took my love, I took it down
Climbed a mountain and I turned around
And I saw my reflection in the snow covered hills
Till the landslide brought me down

Oh, mirror in the sky, what is love?
Can the child within my heart rise above?
Can I sail through the changing ocean tides?
Can I handle the seasons of my life?
Mmm, mmm, mmm

Well, I've been afraid of changing
'Cause I've built my life around you
But time makes you bolder
Even children get older and I'm getting older too

Well, I've been afraid of changing
'Cause I've built my life around you
But time makes you bolder
Even children get older and I'm getting older too
Oh, I'm getting older too

Ah, take my love, take it down
Ah, climb a mountain and turn around
And if you see my reflection in the snow covered hills
Well, the landslide bring it down

And if you see my reflection in the snow covered hills
Well, the landslide bring it down
Oh, the landslide bring it down

Monday, April 11, 2011

Setenta y uno

Aún recuerdo que me dijiste que tenías miedo, mucho miedo. También me dijiste que no querías ser carga para ninguno de nosotros, que no era justo que pasaramos nuestra vida cuidándote una estúpida enfermedad. No se me olvida lo mucho que te gustaba celebrar tus 35 y meses. Desayunos, flores, viajes. Siempre celebrando la vida sin importar tus dolores, tu operación a corazón abierto o el pleito que tuviste dos días antes. Siempre. Porque en algún momento aprendiste que todo, absolutamente todo, se vivía intensamente.

Hoy cumplirías 71. Otra vez, me dediqué a celebrarlos viviendo, viviéndome, haciendo mi vida, estando con quien quiero y regalándo y regalándome momentos mágicos en mi rincón favorito.
El clima no te hubiera gustado. Hace mucho calor. Tanto que uso una falda y el ventilador está prendido. Tantas veces me decías que me pusiera falda, que mis piernas necesitaban luz. Comí árabe con aquel arroz con fideos que tanto te gustaba. En la tele pasan Grey's Anatomy, ¿te acuerdas cuando la veíamos en NY? Siempre te gustó seguir alguna serie. Si vieras Mad Men, estoy segura que la disfrutarías mucho. Igual que yo. Acompañada de mi Pa. Yo también la veo acompañada.

Junto a mí está Jack, mi perro. Pienso tanto en ti cuando lo paseo, cuando lo veo correr y jugar, cuando come pero, sobre todo, cuando me recibe y mueve su cola con tanto entusiasmo que parece que se le va a caer. Siempre me hace sonreír, no falla. Como cuando Happy o Mecky te seguían por toda la casa, como cuando llegabas y ellos no hacían más que celebrar que lo hicieras.

Sí. Sonrío. Porque hoy fue un día increíble. Porque el tiempo no te borra y los recuerdos de ti fluyen acompañándome, acompañándonos. Yo también tengo miedo, muchas veces lo siento, pero cuando celebro lo que soy, quien soy y con quien estoy, se difumina un poco.

Es sólo un poquito de lo mucho que me dejaste.

*No, I'm not old enough to get over birthdays. I will never be.

Saturday, April 09, 2011

Cuando te encontré

Donde te encontré ha pasado algo,
cuando no soñé que fuera posible;
donde te encontré ha crecido un árbol
junto a un hondo lago de tibio cristal.

Donde te encontré ha surgido un valle
donde brilla un sol, donde canta un hombre;
Donde te encontré, donde tú me hallaste,
la noche es de estrellas, la luna es de mar.

Cuando te encontré, cada criatura era un sueño
que debía llegar con los buenos tiempos;
cuando te encontré nada conocía su función,
no había la canción con qué besar el viento.

Cuando te encontré todo era desconocido
y el mundo nació del amor que hicimos;
cuando te encontré aprendió la nube a pasar,
el ala a volar y el cielo a ser infinito.

Y lo que encontré se fue haciendo grande,
desbordando el mar, despertando el tiempo,
y tu corazón voló con el viento,
a veces en paz, a veces violento.

Y esto que encontré ya no era desconocido:
se hizo la canción que se había perdido.
No la perderé, ni la mayor riqueza arrancará
una concesión a este clamor repartido.

Y se encontraran los del machete aguerrido
con el último héroe que hasta hoy se ha perdido.
Todos gritarán: "será mejor hundirnos en el mar
que antes traicionar la gloria que se ha vivido".