Wednesday, October 26, 2011

Lunáticos

Amantes sunt amentes



Caminar de la mano o acostarse a ver una película. Quizás conocer algún lugar nuevo un sábado por la mañana. Compartir un poco de Mozart y dormir abrazados. Hablar, discutir, conocerse. Estar o no de acuerdo. Una pantalla y una cafetera. Una colección de abrazos. 

Viajar por horas para reencontrarse. Playas blancas y mar azul. Pueblitos y callejones. Fotos. Comida. Un tinto. 

Lo que puede ser y no es. Pensar. Dudar. Vivir. Enlazar algunos hilos de colores. Crear historias. Soñar. 

Así. Simple. Dos palabras. 

*Foto: Mond
*Con el corazón en la mano

Thursday, October 13, 2011

Luz roja

"So let's sink another drink,
'cause it'll give me time to think"


Es curioso, pero mientras hoy me preguntaban cómo daría yo una clase de Historia de secundaria, me solté diciendo más de tres ideas con las que -creo- sería más divertido y menos memorístico aprender del pasado. También recordé las primeras actividades mágicas que inventé siendo maestra de inglés en una primaria que desapareció por razones monetarias. 

Mi lema siempre ha sido "si yo me aburro, mis alumnos también", entonces procuro que -entre todos- inventemos, imaginemos, propongamos, exploremos... para así convertir el aula o el consultorio (inclusive la casa) en un lugar lleno de posibilidades que van más allá de un libro o un contenido académico. 

Me ganó la nostalgia, no lo voy a negar. Tener un grupo de alumnos con quien formar una relación de complicidad conociéndolos y queriéndolos. Ver como crecen, como sienten, como piensan, como descubren y se descubren... como descubro y me descubro. 

Camino a casa pensé en que llevo ya algunas semanas aburrida, sin detonar mi imaginación... un tanto alejada de mí. Me acordé de Txus que me invita una y otra vez a sacar mi cámara y escupir aquí letras que se fusionen para crear ideas o viceversa. Saqué la cámara y le di click en cada luz roja que me tocó. ¿Qué pasaría si los niños en el aula tuvieran una cámara y pudieran captar momentos y no sólo sumas, restas o adjetivos derivados? 

Una pregunta tan sencilla: "¿qué harías tú diferente para que la clase de Historia de mi hijo de secundaria no fuera aburrida?" se convirtió en ese trago de cantina que te regala tiempo para pensar en lo que fue, lo que es y lo que será. 

Gracias.

*Foto: Mond
Luz roja


Tuesday, October 11, 2011

Si yo, tú




Esto lo descubrí el otro día. 
Alguien me lo mandó. 
No supe quién ni cuándo. 
Pero gracias.
 

Tres horas contigo

Mi ciudad es chinampa 
En un lago escondido 
Es zenzóntle que busca en donde hacer nido 
rehilete que engaña la vista al girar. 

Baila al son 
Del tequila y 
de su valentía 
Es jinete que arriesga la vida 
En un liénzo de fiesta y color. 

Mi ciudad es la cuna 
De un niño dormido 
En un bosque de espejos
que cuida un castillo 
Monumentos de gloria 
que velan su andar. 

Es un sol 
Con penacho y sarape veteado, 
Que en las noches se viste de charro 
Y se pone a cantarle al amor. 

 Por las tardes con la lluvia 
Se baña su piel morena 
Y al desatarse las trenzas 
Sus ojos tristes se cierran.


Caminamos un poco. Por Madero. Aquella calle que convirtieron en peatonal hace poco. Buscamos un banco y luego nos sentamos a comer. Algo sencillo, casero, de tradición. Platicamos de cosas quizás -para muchos- irrelevantes, para mí, importantes y de ti.

Seguimos caminando hasta encontrar un baño. Yo compré aquellos dulces que nos gustan y -luego- caminamos un poco más. Subimos. Eran muchas escaleras y mucho que ver. No lo que estaba dentro del edificio, sino lo que el gran ventanal ofrecía. Una perspectiva nueva de algo que parece ya conocerse.

En el cielo, las nubes pachonas que tanto me gustan. A lo lejos, un montón de cúpulas, gente, ruido y un espectáculo arquitectónico digno de cualquier país primermundista. Junto a mí, tú. Un café y un frappé de mango enchilado. Una cámara, el sol y las ganas de detener el tiempo, ahí, justo ahí.

100% llena

*Foto:  Mond
Palacio de Bellas Artes
Oficina de Correos
México, D.F.